Miércoles 15 de Julio del 2020



EN SU PRIMER AÑO DE GOBIERNO

Trump eligió el contraste total a su antecesor Obama

Durante la campaña electoral, Donald Trump coqueteó entre su estilo de vida cosmopolita y liberal, y sus propuestas racistas y de derecha, pero al cumplir su primer año de gobierno, quedó claro que el presidente eligió avanzar con una restauración conservadora en lo social, regresiva en lo económico y confrontativa en lo político.

19/01/2018


Durante la campaña  electoral, Donald Trump coqueteó  entre su estilo de vida cosmopolita y  liberal, y sus propuestas racistas y de  derecha, pero al cumplir su primer  año de gobierno, quedó claro que el  presidente eligió avanzar con una  restauración conservadora en lo social, regresiva en lo económico y  confrontativa en lo político.

Todo lo que hizo hasta ahora  Trump lo hizo, principalmente, en  contraposición a su antecesor Barack  Obama y su legado. En el ámbito social, el contraste es total.
El gobierno republicano vació las  oficinas y entes vinculados con la investigación y el desarrollo de políticas para enfrentar el cambio climático. Más aún, puso al frente de estos  órganos a conocidos por negar los argumentos científicos que dominan  hoy el debate en el mundo.
También prohibió el ingreso de personas trans a las Fuerzas Armadas y  cortó el financiamiento a organizaciones o agencias internacionales  que realicen o asesoren sobre el derecho a abortar. La primera medida  fue suspendida por la Justicia, pero, a  días de su primer aniversario en el  poder, Trump volvió a la carga.
Ordenó crear una oficina dentro del  Departamento de Salud para garantizar la libertad de religión por encima  del derecho al aborto y los derechos  de las personas trans, todos garantizados por la Corte Suprema de Justicia.
La Casa Blanca también echó por  tierra la política de tolerancia del gobierno de Obama a los procesos de  legalización de la marihuana en decenas de estados en el país y dio alas  y fondos a las fuerzas encargadas de  encontrar, detener y deportar a los  inmigrantes sin papeles.
Gracias al endurecimiento de la política criminal que impulsó, las empresas líderes del sector de las cárceles privadas pasaron de tener su peor  año en 2016 a disfrutar de un sorprendente repunte en 2017.
Trump no sólo se limitó a aumentar  el número de detenciones de inmigrantes sin papeles dentro del país,  sino que restringió por distintos medios la entrada y permanencia de millones de inmigrantes legales.Impuso vetos migratorios  -especialmente dirigidos a países de  mayoría musulmana y rivales políticos, como Corea del Norte y  Venezuela-, no renovó la protección  especial para miles de salvadoreños  y prohibió la entrada de trabajadores  poco calificados de Haití.Además, derogó el programa creado por Obama para que jóvenes inmigrantes sin papeles estudien y trabajen -el DACA- y utilizó este tema  como ficha de cambio en el Congreso en su pulseada con la oposición  para conseguir los 20.000 millones  de dólares que dice necesitar para  expandir el muro fronterizo con México en 2018.Toda esta restauración necesitó del  apoyo último de la Justicia y, por  eso, el Senado -dominado por los  republicanos- confirmó en sólo un  año a 12 jueces de cortes de apelaciones y a un magistrado de la Corte  Suprema, un récord para los últimos  200 años.
Esta efectividad no se trasladó a las  grandes empresas económicas que el  gobierno llevó al Congreso, con una  sola excepción.
A fin de año, el presidente promulgó el mayor recorte de impuestos  corporativos de las últimas décadas.  La reforma redujo la tasa de 35% a  21% y bajó las de todas las categorías de ganancias personales, excepto  la más baja.




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.