Jueves 17 de Enero del 2019



Oportunidades y desafíos para el agro de cara al 2018

“El 71% de los empresarios agropecuarios CREA considera que dentro de un año el país estará mejor con respecto a hoy, mientras que solo el 3% piensa que se encontrará peor” asegura una encuesta realizada recientemente por el Movimiento CREA. Los empresarios CREA mantienen buenas expectativas; la producción busca su potencial, aunque con grandes retos por delante

08/12/2017


 “El 71% de los empresarios agropecuarios CREA considera que dentro de un año el país estará mejor con respecto a hoy, mientras que solo el 3% piensa que se encontrará peor” asegura una encuesta realizada recientemente por el Movimiento CREA. Los empresarios CREA mantienen buenas expectativas; la producción busca su potencial, aunque con grandes retos por delante

En este sentido el informe señala que los productores son “optimistas” en relación a la evolución de la situación económica-financiera de la Argentina y el 52% cree que los tiempos actuales “son favorables para realizar inversiones” de cara a 2018.
En el mes de noviembre se llevó a cabo la última encuesta SEA de 2017, relevamiento que el Movimiento CREA realiza cada cuatro meses para medir el estado de situación y expectativas productivas, económica-financieras entre sus miembros. En su edición número 16, alcanzó a 1316 miembros y el 100 % de los asesores CREA. 
 Según el mencionado sondeo, los empresarios CREA mantienen optimismo sobre la evolución de la situación económica-financiera de la Argentina, cuando se los consulta sobre el país, en comparación con el año anterior, el 56 % cree que está mejor y el 8% peor. Asimismo, en cuanto a las expectativas el 71% considera que dentro de un año el país estará mejor con respecto a hoy, mientras que el 3% piensa que se encontrará peor.
A nivel de las empresas, el 39% de la muestra manifiesta que la situación económica y financiera es mejor que la de un año atrás. En 2016, este porcentaje era mayor (66%); esta realidad podría responder a que las expectativas marcadas en aquel entonces se concretaron. Con respecto a las expectativas, el 55% piensa que dentro de un año la situación económica-financiera de su empresa será mejor que la actual. 
El 52% de las empresas agropecuarias consideran que los tiempos actuales son favorables para realizar inversiones, mientras que para el 14% la situación es desfavorable y para el 34 % es indistinto. Cabe destacar que la diferencia entre quienes creen que es un buen momento para realizar inversiones y los que no se mantiene en valores positivos desde marzo de 2016 (12%) En este relevamiento el índice continua en valores elevados (38%), aunque no supera el máximo valor de la serie registrado en marzo de 2017 (45%). 
Los datos de las gestiones de empresas CREA (82% gestiones cerradas) muestran una divergencia entre realidades de los productores durante la campaña actual respecto a la 15/16. Aunque en 16/17 hay una mejora en los resultados por producción de empresas agrícolas que en 15/16, aparecen 35% de empresas que obtuvieron peores resultados (en la gestión anterior ese valor era 17%). Ganadería muestra un patrón similar; en 16/17 hay un 65% de empresas ganaderas que muestran resultados por producción superiores a 15/16, pero también aparece un 28% que obtiene peores  resultados (en la gestión anterior ese valor era 15%). En ambos casos, el empeoramiento se asocia a cuestiones climáticas adversas y aumento de costos, que también afectan la proyección del resultado para la gestión 2017/18. Un patrón distinto se observa en lechería, donde durante el ejercicio 15/16, el 68 % de los tambos habían mostrado un deterioro en el resultado, pero en el periodo 16/17, el 80 % de las empresas tamberas registraron mejores resultados de producción. En el caso de la actividad tambera, el cambio de sentido del indicador se explica en parte por la crisis sufrida que impactó en el resultado por producción de la campaña 15/16.
INDICADORES  POSITIVOS
El análisis en detalle de cada actividad muestra indicadores positivos en términos de capturar el potencial productivo de las mismas. En agricultura se mide una ligera expansión del área arrendada (1.7%) y se mantiene la proporción de área ocupada con gramíneas (40.5%) respecto al año anterior, a pesar de que las condiciones climáticas impidieron ejecutar en su totalidad los planes de siembra de cultivos de fina. En ganadería, un 60% de las empresas ganaderas continúan con planes de aumentar la retención de vientres, estimándose un aumento medio del stock para el próximo ejercicio de 7.3%. Finalmente, el 83% de las empresas lecheras están esperando aumentos de producción para los próximos 12 meses, proyectándose un aumento promedio del volumen de 8.9%.
La Encuesta SEA-CREA de noviembre de 2017 demuestra que, las expectativas se mantienen, tanto a nivel de país como de empresa, y que las distintas actividades muestran indicadores productivos positivos. Sin embargo, los empresarios son conscientes que para alcanzar el potencial quedan muchos desafíos y trabas por enfrentar que están afectando sus resultados actuales y proyectados como la carga tributaria y burocrática, las limitaciones de infraestructura, la gestión de los riesgos climáticos y el desarrollo de mercados, entre otros. Estos retos que en la actualidad son temas de la agenda pública, modificarán por necesidad u oportunidad el día a día de los productores de cara al 2018. Con estos datos finaliza el informe de la encuesta realizada por el Movimiento CREA.
INNOVACIÓN TECNOLÓGICA 
El Programa Argentina 2030, de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, junto con la Fundación Amigos Argentinos de la Universidad Hebrea de Jerusalem, con el apoyo de la Embajada de Israel en Argentina y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto llevaron a cabo recientemente la Jornada: Argentina 2030 - Israel 2048, con el objetivo de fortalecer los lazos y la cooperación entre ambos países haciendo foco en la innovación, el emprendedorismo y los agronegocios.En este marco, el líder en Investigación y Desarrollo de CREA, Federico Bert, integró el panel sobre el futuro de los agronegocios junto con el ex decano y Profesor de la Facultad de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yitzhak Hadar.
Bert sostuvo que “la tecnología es el principal camino para aumentar la productividad. En este sentido se están generando una ola de desarrollos tecnológicos, muchos sobre la base de tecnologías digitales que apuntan a aumentar la producción y mejoran la eficiencia en el uso de los recursos". Destacó además que "muchos proyectos se engloban detrás del concepto de agricultura de precisión; que no es ni más ni menos que diseñar el manejo y la gestión agronómica en función de la heterogeneidad de las condiciones productivas”.
Asimismo, el líder de I+D de CREA mencionó: “Hoy utilizamos sensores y software para el manejo del ganado, pero ajustado a necesidad de cada animal, sensores y actuadores para aplicar herbicida específicamente en donde hay malezas, imágenes y software para detectar necesidades de fertilización y aplicar las dosis de fertilizantes óptimas a cada m2 de suelo. Y hasta robots que pueden realizar controles de plagas sin usar fitosanitarios. Todo apunta a mejorar la productividad y en última instancia la competitividad. El gran desafío es lograr adopción masiva y rápida”.
Federico Bert mencionó los desafíos de la Argentina 2030; entre ellos destacó: “Acompañar e impulsar a los emprendedores como una responsabilidad del sector privado y del público. No sólo porque necesitamos mejorar la productividad, sino también porque un emprendimiento exitoso se convierte en una empresa que genera riqueza, que da empleo”. También agregó: “La Argentina puede convertirse realmente en un país agroindustrial. Hoy, la demanda por un lado y las nuevas tecnologías por el otro, ofrecen un amplio abanico de posibilidades al empresario agropecuario; con este escenario, el desafío es promover el desarrollo de nuevos productos, alimentos de calidad y diferenciados, bioenergía, bioinsumos, biomateriales y en simultaneo desarrollar mercados para los mismos. El cambio tiene que venir de la proyección individual de cada empresario impulsado por la promoción del Estado”. 
Por último, destacó: “es necesario refundar la relación entre las personas y la agroindustria para lograr una producción en armonía con la sociedad, pero también para atraer a talentos, en especial jóvenes que encuentren en el agro una oportunidad de desarrollo. Son ellos quienes traerán la innovación y profesionalización necesaria para un salto productivo.” 




RELACIONADAS





EN TITULOS

17/01/2019

SAN JUAN DE QUILLAQUES

Fortaleciendo comunidades de la Puna

17/01 10:41

17/01/2019

PALPALA

Entrega de Unidades Alimentarias en Palpalá

17/01 10:46

17/01/2019

TILCARA

Talleres y folclore en el Enero Tilcareño

17/01 10:43






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.