Domingo 12 de Julio del 2020



INDEPENDENTISMO CATALÁN

Un reclamo de 303 años

Si bien el reclamo idependentista de los catalanes cobró notoriedad en los últimos años y particularmente a partir del referendum no reconocido por Madrid del 1 de este mes, el conflicto histórico data de algo más de tres siglos, a partir del 12 de septiembre de 1714, cuando Barcelona capituló ante las fuerzas franco-castellanas del rey Felipe V.

27/10/2017


 Si bien el reclamo idependentista de los catalanes  cobró notoriedad en los últimos años y particularmente a partir del referendum no reconocido por  Madrid del 1 de este mes, el conflicto histórico data de algo más de tres siglos, a partir del 12 de septiembre de 1714, cuando Barcelona capituló ante  las fuerzas franco-castellanas del rey Felipe V.

Los catalanes registran una larga historia de estado independiente que bien puede remontarse a las  Guerras Púnicas (246-164 Antes de Nuestra Era)  entre Roma y Cartago al cabo de las cuales apareció la Hispania (costa de las liebres) Citerior gobernada por Publio Cornelio Escipión (‘El Africano), en cuyo ejército se alistaron pobladores originales de la zona para alcanzar la victoria final  sobre las fuerzas de Aníbal Barca.
Con el correr del tiempo Cayo Julio César patrocinó la llegada de colonos romanos que introdujeron intereses del futuro Imperio, sumada a una  suerte de reforma agraria que dio a los llegados de  la península itálica pequeños lotes de tierra del orden de las 2,5 hectáreas, lo que fortaleció la presencia de dicho estado en expansión al convertir a  toda la costa del Mar Mediterráneo en una parte vital de su territorio.
La Provincia Tarraconense, creada en el 27 AC  por Cayo Julio César Octaviano (Augusto), precisamente en ocasión de su consagración como Augusto (el elegido por los augures), fue la más grande de todo el Imperio Romano, ya que incluía las  actuales regiones españolas de Cataluña, Valencia,  Murcia y buena parte de Andalucía, y estaba bajo  el control directo del emperador a través de algún  administrador designado por él. Sus habitantes romanizados, descendientes de antiguos íberos y de griegos instalados en la región,  podían llegar a ser senadores imperiales y ocupar  cargos relevantes en el Ejército mucho antes de la  ‘Constitutio Antoniana‘, la reforma constitucional  romana sancionada en el 212 por el emperador  Marco Aurelio Antonino Basiano (‘Caracalla‘, gabán) que otorgó la ciudadanía a todos los habitantes del Imperio.
La llegada de los ‘bárbaros‘ (extranjeros) visigodos (godos del oeste) a la Península Ibérica no se  extendió en el 415 a Cataluña, Galicia ni Euskadi,  pese a lo cual una de las hipótesis sobre el origen  de la palabra Cataluña deviene de Gotholandia, el  país de los godos. El término catalán apareció por  vez primera en el 1117 en una mención a Ramón  Berenguer III, como ‘Dux Catalanensis‘, antecesor  del conde Ramón Berenguer IV.
Precisamente a partir de Ramón Berenguer IV,  ‘El Santo‘, hacia mediados del siglo XII había consolidado su poder sobre los actuales territorios de  Aragón, Barcelona, Cerdeña, Gerona y Osona,  constituyéndose en un ‘primus inter pares‘ (primero entre iguales) entre los gobernantes de la región  en circunstancias en que aún buena parte de España estaba aún gobernada por los musulmanes bereberes que habían llegado en el 711 encabezados  por Djeb El Tarik (Gibraltar).




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.