Martes 24 de Setiembre del 2019



DIJO QUE MAMANI LUZCUBIR LA BALEO A MENOS DE UN METRO

Romina Castro formalizó su denuncia tras el alta médica

La penitenciaria Romina Castro pudo formalizar la denuncia en contra de Pablo Mamaní Luzcubir, luego de que le dieran el alta médica.

03/10/2017


  La penitenciaria Romina Castro  pudo formalizar la denuncia en contra de Pablo Mamaní Luzcubir, luego  de que le dieran el alta médica. La  mujer lo hizo en su domicilio debido  a que aún se haya en estado de convalecencia y relató cómo su ex pareja  intentó asesinarla aquella noche del  20 de setiembre en barrio Cuyaya.

 El trámite domiciliario se cumplió  ante funcionarios judiciales y policiales el pasado lunes. Según declaró, el sujeto la acribilló a balazos a  menos de un metro de distancia, y  dos de los casi 13 proyectiles disparados, aún quedan alojados en su  cuerpo y por suerte no afectan órganos vitales.
 El abogado de la guardiacárcel, el  Dr. Rubén Fernando Farfán, se refirió a lo manifestado por su cliente,  diciendo que esa noche Romina bajó  de su auto que pretendía estacionar  para ingresar a su departamento del  barrio Cuyaya a fin de cargar su celular, y en ese instante se la apareció  por detrás Mamaní Luzcubir aprovechando que la puerta de su hogar estaba abierta.
 En ese momento el hombre le  apunta con el arma a la cara a Romina y le advierte ‘avisá a tu familia’,  seguido de un insulto, y es allí cuando a menos de un metro de distancia  le efectuó alrededor de 10 disparos,  de los cuales 3 impactaron en ella.  Uno de ellos en el brazo derecho, que  es el que la voltea, la víctima se levanta e intenta escapar para dirigirse  al departamento de su madre al lado,  recibiendo otros dos balazos, uno  que queda alojado en el pulmón y el  otro sobre el costado derecho del  cuerpo, alojado en un músculo. Otros  proyectiles quedaron impactados en  la pared del edificio.
Los proyectiles que quedaron alojados en su cuerpo, por suerte no comprometen órganos vitales, indicó el  letrado. Según la declaración de Romina, el arma utilizada y que aún no  fue hallado, sería un revólver de bajo  calibre, porque tenía un tambor y no  era más largo que la palma de una  mano. Un testigo escuchó decir que  cuando vio subir al agresor, éste gritó a unos chicos que jugaban en los  pasillos de los monoblock, “váyanse  porque sino los coheteo a todos”.
 Romina declaró que la andanada de  disparos es escuchaban como si fueran las baterías de fin de año. “Gatillaba uno tras otro”, dijo el letrado.  No obstante ello aseguró que su estado de salud “evoluciona bien”
 El Dr. Farfán adelantó además que se presentará como querellante adhesivo para reiterar el pedido de custodia policial hacia la familia de Romina ya que ella teme que existan allegados al agresor que quieran vengarse por el hecho de que hoy Mamaní se encuentra alojado en el penal de Gorriti. 
Remarcó que Mamaní Luzcubir actuó con premeditación y alevosía y que no se trataría de un caso de conmoción violenta como sostiene su defensa. El agresor está imputado por el delito de “Homicidio doblemente agravado, por la condición de la víctima y por violencia de género, en grado de tentativa”. Se mantuvo prófugo por varios días hasta que decidió entregarse y prestar declaración indagatoria voluntaria, donde adujo que actuó bajo un brote psicótico, según indicó su abogado Roberto Aleman.




RELACIONADAS





EN TITULOS

23/09/2019

TILCARA

Entregaron camión recolector en Tilcara

23/09 11:32






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.