Martes 22 de Enero del 2019



Condenado a perpetua por el homicidio del remisero Tolaba

El tribunal en lo criminal 3 condenó al individuo identificado como Walter Gustavo Maza a la pena de prisión perpetua, al considerarlo autor penalmente responsable del delito de “homicidio criminis causae” y robo calificado por el uso de arma de fuego en concurso real, hecho ocurrido en la zona del Dique las Maderas, departamento El Carmen, en el año 2013.

18/09/2017


  El tribunal en lo criminal 3 condenó al individuo identificado como  Walter Gustavo Maza a la pena de  prisión perpetua, al considerarlo autor penalmente responsable del delito de “homicidio criminis causae” y  robo calificado por el uso de arma de  fuego en concurso real, hecho ocurrido en la zona del Dique las Maderas,  departamento El Carmen, en el año  2013.

 Tal cual anticipara Pregón en su  edición del viernes último, así lo resolvió el tribunal el pasado viernes  15, en el juicio por el homicidio de  Julio César Toledo, chofer de un automóvil remis de la vecina ciudad de  Salta. 
 El hecho sometido a juicio comenzó a desarrollarse el 13 de junio del  mencionado año, aproximadamente  a las 10:00 horas, cuando Maza se  presentó en la empresa de remises  “La Veloz del Sur”, situada en Manuela G. de Tood 1369, en Salta.
 Según se refirió, allí solicitó un auto para realizar un viaje hasta la localidad de El Carmen, en la provincia  de Jujuy; ante ello, Julio César Toledo le manifestó que lo llevaría, ya  que su vehículo se encontraba afuera  de la remisería.
 El enjuiciado manifestó su interés  por las características del vehículo  referido, debido, dijo, a que tenía que  pasar a retirar unas cosas por la localidad de Guemes. Tras acordar el  precio del viaje, partieron.
 Siendo las 11:34 horas llegaron a la  estación de servicios de GNC “San  Felipe”, en Guemes, donde Maza  descendió del vehículo e ingresó al  Servi-Compras; después de dialogar  unos minutos con una persona se retiró del lugar y volvió a subir al rodado, para dirigirse al destino final que  había sido convenido.
 Así fue que llegaron al complejo  turístico “El Balcón”, ubicado sobre  la ruta provincial 62, del Dique Las  Maderas, alrededor de la 14:00 horas.
 Ya en ese lugar, y tras bajar del vehículo, Maza se dirigió hablar con el  sereno del complejo, al acercarse a  éste le mostró la manga izquierda y  le manifestó que un perro de su propiedad le habría mordido el brazo. 
 Seguidamente, le preguntó si tenía  un catamarán para alquilar, a lo que  el sereno le respondió que no había,  que estaban todos rotos, y le indicó  que más arriba conseguiría un catamarán para alquilar.
 El acusado subió al vehículo y continuaron por la ruta 62 hasta unos  trescientos metros del mencionado  complejo, donde hizo detener la marcha del automóvil, lugar donde junto  a Toledo, descendieron.
 Luego de alejarse unos metros del  auto, Maza le efectuó varios disparos, con un arma de fuego calibre  .9mm, a la víctima, ocasionándole la  muerte debido a la gravedad de las  heridas producidas.
 Inmediatamente, el agresor arrojó  unas prendas de vestir de su propiedad y de Toledo a unos 15 a 20 metros de la oficina de Recursos Hídricos, a un costado de la ruta, y tras  apoderarse del vehículo emprendió  la fuga en dirección al Dique La Ciénaga, con rumbo desconocido. Los fundamentos de la sentencia se  darán a conocer dentro de los plazos  procesales establecidos, la que podrá  ser revisada en una instancia superior. La defensa de Maza había solicitado la absolución del mismo al consideraar que no estaba acreditado que  él fuera el autor de los disparos y que  testigos sólo mencionaron que lo vieron cuando abordaba el remise en  Salta, pero de allí no hubo más testimonios que lo comprometieran seriamente.
 En tanto que la Fiscalía de Cámara  pidió el máximo de condena, o sea la  prisión perpetua porque todas las testimoniales y pruebas colectadas durante la investigación lo señalan como el ejecutor del remisero.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.