Martes 18 de Junio del 2019



DIJO QUE NO ESTA OBLIGADO POR LA CAUTELAR DE LA CIDH

Pullen Llermanos revisó la mansión de Sala en el dique

Ayer se cumplió la medida judicial de inspección ocular al chalet de fin de semana de Milagro Sala en el dique La Ciénaga, con vista a una eventual decisión de una prisión domiciliaria para la dirigente imputada de múltiples delitos. En la ocasión el juez Pablo Pullen Llermanos reiteró que la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es una recomendación y por ende no está obligado a acatarlo.

17/08/2017


  Ayer se cumplió la medida judicial  de inspección ocular al chalet de fin  de semana de Milagro Sala en el dique La Ciénaga, con vista a una  eventual decisión de una prisión domiciliaria para la dirigente imputada  de múltiples delitos. En la ocasión el  juez Pablo Pullen Llermanos reiteró  que la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es  una recomendación y por ende no está obligado a acatarlo.

 Además el titular del Juzgado de  Instrucción de Causas N´ 2 afirmó  que el inmueble que ocupa casi una  cuadra del barrio Parque y que pareciera una fortaleza, es de propiedad  de la dirigente desmintiendo así a  allegados de Sala, quienes intentaron  instalar que era un predio destinado a  la rehabilitación de adictos. Asimismo, un comunicado de la vocera de  prensa de la Tupac Amaru, admite  que se trata del domicilio de la imputada.
 La verificación del lugar contó con  la presencia además de los hijos y el  esposo de Sala, Raúl Noro, abogados  que la representación, funcionarios  del Ministerio de Seguridad de la  Provincia y de Gendarmería Nacional que custodiará la prisión domiciliaria si resuelve el juez de esa manera. Cabe mencionar que su par Gastón Mercau, que la investiga por  “Asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión”, si accedió a la cautelar de la CIDH, pero  el juez Pullen Llermanos piensa distinto, aunque dijo que era necesario  mantener “una coherencia institucional” con su colega.
 El Dr. Pullen Llermanos remarcó  en primer lugar, “la recomendación  de la Comisión (CIDH) no tiene carácter obligatorio por tanto el plazo  tampoco debe ser cumplido, es un  plazo ordenatorio, lo voy a resolver  en los próximos días pero en el plazo  que me permitan las constancias del  expediente”.
 Puso de manifiesto que ante la postura del juez Mercau, él intenta poner  “coherencia institucional”, porque  “la Corte Suprema tendría que haber  resuelto la prisión preventiva (por  apelación de Sala) y no lo hizo”.
 Durante la recorrida el juez reconoció que la casa presenta un cierto estado de abandono pero ‘nada que no  se pueda solucionar a la brevedad‘,  refutando así argumentaciones de la  defensa que insistía en la vivienda de  Cuyaya. A pesar de ello, pidieron  que se la traslade de manera urgente  al chalet porque “cualquier lugar es  mejor que la cárcel, donde Milagro  puede sufrir un daño irreparable, tal  como indicó en su cautelar la  CIDH”, según expresó uno de los  abogados de la dirigente, Marcos Aldazabal.
 El juez ante una consulta de los  medios, remarcó que el imponente  inmueble “es de propiedad de Sala,  era una casa de fin de semana, según  constan en declaraciones de testigos”.
 De acuerdo a una denuncia por enriquecimiento ilícito en el año 2009  por parte del entonces senador Gerardo Morales, Sala habría comprado  los terrenos en noviembre de 2008  por casi 250 mil pesos, invirtiendo  luego cerca de 1,5 millones de pesos  para construir el imponente edificio  que representa hoy, y que estaría valuada en 5 millones de pesos.




RELACIONADAS





EN TITULOS







E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.