Lunes 24 de Febrero del 2020



DESDE LA CASA BLANCA

Condena al “odio y fanatismo” neonazis

Un día después de que un masivo acto de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, terminara con un sangriento atentado contra una manifestación antirracista paralela, el gobierno de Estados Unidos condenó ayer lo que consideró un ataque de “odio y fanatismo”, mientras el alcalde demócrata de esa ciudad lo calificó como “un acto de terrorismo”.

13/08/2017


Un día después de  que un masivo acto de supremacistas  blancos en Charlottesville, Virginia,  terminara con un sangriento atentado  contra una manifestación antirracista  paralela, el gobierno de Estados Unidos condenó ayer lo que consideró  un ataque de “odio y fanatismo”,  mientras el alcalde demócrata de esa  ciudad lo calificó como “un acto de  terrorismo”.

El sábado, columnas de militantes  neonazis y decenas de milicianos armados como militares que decían  “proteger a la nación” inundaron la  ciudad universitaria, una localidad  de unos 50.000 habitantes, para una  esperada manifestación en un parque  público que había sido bautizada como “Unir a la derecha”. Allí los esperaba otra protesta, una de simpatizantes antirracistas y pacifistas que  rechazaba su presencia.
Primero empezaron los empujones  y golpes de los supremacistas blancos contra los manifestantes que los  repudiaban y la violencia llegó a su  máximo nivel cuando un hombre,  que fue identificado como James  Alex Fields Jr., un joven blanco de  20 años, atropelló con su auto a la  multitud antirracista y mató a una  persona y dejó una veintena de heridos.
La víctima fatal fue identificada  ayer como Heather Heyer, abogada  de 32 años que trabajaba como asistente en un estudio jurídico y “trataba de poner fin a la injusticia”, según  dijo su madre, Susan Bro, al sitio  web de noticias The Huffington Post.
“Este acto de violencia sin sentido  desgarra nuestros corazones”, dijo el  gobierno municipal en un comunicado en el que confirmó los datos de  Heyer, consignó la agencia de noticias EFE.
“El presidente dijo con mucha contundencia que condena todas las  muestras de violencia, fanatismo y  odio. (...) Y por supuesto, eso incluye  supremacistas blancos, el Ku Klux  Klan (KKK), neonazis y todos los  grupos extremistas”, aclaró la Casa  Blanca en un comunicado, luego que  la declaración del sábado del mandatario fuera criticada por la oposición  y grupos civiles por ser muy débil y  no mencionar explícitamente a los  grupos de extrema derecha que protagonizaron el ataque.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.