Miércoles 15 de Julio del 2020



Puertorriqueños a favor de la anexación a EE.UU.

La mayoría de los puertorriqueños votó ayer a favor de la anexión a Estados Unidos en el plebiscito sobre el estatus de la isla, que no es vinculante, y en el que hubo una muy baja participación después de que la oposición convocara a boicotearlo.Con el 95 por ciento de los votos escrutados, la anexión a Estados Unidos (“estadidad”) obtuvo un 97,18 por ciento, mientras sólo un 1,5 por ciento votó por la independencia y un 1,32 por ciento se inclinó por mantener la situación actual de estado libre asociado, que data de 1898.

11/06/2017


La mayoría de los puertorriqueños votó ayer a favor de la anexión a Estados Unidos en el plebiscito sobre el estatus de la isla, que no es vinculante, y en el que hubo una muy baja participación después de que la oposición convocara a boicotearlo.Con el 95 por ciento de los votos escrutados, la anexión a Estados Unidos (“estadidad”) obtuvo un 97,18 por ciento, mientras sólo un 1,5 por ciento votó por la independencia y un 1,32 por ciento se inclinó por mantener la situación actual de estado libre asociado, que data de 1898.

El resultado, no obstante, no será vinculante, ya que sólo el Congreso de Estados Unidos tiene el poder de cambiar el estatus de la isla.
Según la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), 2,3 millones de electores estaban habilitados para votar en la consulta.
El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), el principal partido opositor, Héctor Ferrer, proclamó inmediatamente la victoria para el boicot y afirmó que “la estadidad perdió 300.000 votos”, al comparar los más de 834.000 votos que obtuvo en otra consulta celebrada en 2012.
La consulta fue objetada además por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Partido Puertorriqueño de los Trabajadores, los otros dos que participaron en las pasadas elecciones.
Los sectores opositores rechazaron el proceso con el argumento de que estaba amañado para lograr un resultado favorable a la “estadidad” y denunciaron que el gobernante Partido Nuevo Progresista, que promueve la anexión, no ofreció oportunidad a la oposición para presentar sus propias definiciones de las opciones que se votarán.
Como estado libre asociado, Puerto Rico no pertenece a Estados Unidos. De todas formas, sus habitantes son ciudadanos estadounidenses, pero no tienen derecho a participar en las elecciones presidenciales y sus representantes en el Congreso no tienen derecho a voto. Los críticos hablan de un sistema colonialista.
El gobernador Ricardo Rosselló, un defensor de la “estadidad” ha defendido la causa en Washington, donde ha encontrado poco entusiasmo entre los legisladores estadounidenses en ver a Puerto Rico convertido en el estado federado número 51.
Una de las razones de ello es la crítica situación económica que atraviesa la isla, con una deuda de 70.000 millones de dólares, que ha tenido que ser restructurada.
Si Puerto Rico fuera un estado norteamericano, podría acogerse a la ley de insolvencia estadounidense para declararse en quiebra, como ocurrió en su momento con la ciudad de Detroit. En ese caso, Washington debería hacerse cargo de al menos una parte de la deuda de la isla.
Puerto Rico ha celebrado referéndums similares en el pasado, el más reciente en 2012.
BAJA PARTICIPACIÓN 
El proceso de votación en el plebiscito sobre el estatus de Puerto Rico en relación a Estados Unidos transcurrió sin mayores incidentes y con baja participación, en una consulta que no cuenta con el aval de Washington y que ha sido rechazada por la oposición.Los 2,3 millones de electores habilitados pueden elegir entre la independencia, la anexión a Estados Unidos (“estadidad”) o mantener la situación actual de estado libre asociado, que data de 1898.
El resultado, no obstante, no será vinculante, ya que sólo el Congreso de Estados Unidos tiene el poder de cambiar el estatus de la isla.
Los primeros informes de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) reportan pocos incidentes, la mayoría por fallas en el funcionamiento de las máquinas de escrutinio, algunas de las cuales tuvieron que ser sustituidas y otras equipadas con baterías adicionales tras fallar la electricidad en algunos puntos del país.
Las visitas de los medios locales a los colegios de votación reflejaron poca participación en las primeras horas del proceso. Los centros de votación cerraron a las 15:00 horas (19:00 GMT) y los resultados deben conocerse pocas horas después.
La participación en las elecciones generales de noviembre de 2016 fue de 78,22 por ciento.
Puerto Rico es un estado libre asociado con Estados Unidos. Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, pero no tienen derecho al voto para presidente ni legisladores de ese país.
Los sectores opositores rechazan el proceso con el argumento de que está amañado para favorecer la ‘estadidad‘ y denuncian que el gobernante Partido Nuevo Progresista, que promueve la anexión, no ofreció oportunidad a la oposición para presentar sus propias definiciones de las opciones que se votarían.
El gobernador Ricardo Rosselló, un defensor de la “estadidad” ha defendido la causa en Washington, donde ha encontrado poco entusiasmo entre los legisladores estadounidenses en ver a Puerto Rico convertido en el estado federado número 51.




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.