Sábado 22 de Febrero del 2020



ESCANDALO POR CORRUPCION EN BRASIL

Millonarias coimas a Lula y Rousseff

El escándalo de corrupción en Brasil se filtra con un cuentagotas, pero cada una, al soltarse, desata un nuevo tsunami para la clase política.

19/05/2017


El escándalo de corrupción en Brasil se filtra con un cuentagotas, pero cada una, al soltarse, desata un nuevo tsunami para la clase política.

La Corte Suprema de Brasil divulgó ayer los testimonios más explosivos que se hayan conocido en los tres años de investigación de la corrupción en el gigante sudamericano.
El empresario brasileño Wesley Batista, dueño del frigorífico JBS, delató ante la justicia no sólo al presidente Michel Temer sino también a sus predecesores, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, de haber recibido coimas por millones de dólares.
Las declaraciones generan serias dudas sobre la capacidad de Temer, quien reemplazó a Rousseff el año pasado tras ser sometida a un juicio político, para mantenerse en la Presidencia y aprobar las reformas de austeridad fiscal con las que se ha comprometido.
Batista, delató ante la justicia que dispuso de 150 millones de dólares en una cuenta a su nombre, en Estados Unidos, para financiar las campañas electorales del Partido de los Trabajadores de los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.
La información consta en el video de la delación premiada de Batista ante los fiscales anti-corrupción, que está causando un terremoto político que también alcanza al presidente Michel Temer.
El empresario dijo que puso dos cuentas corrientes personales en Nueva York que eran operadas por el ex ministro de Economía de Lula y de Rousseff, Guido Mantega.
Las declaraciones generan serias dudas sobre la capacidad de Temer, quien reemplazó a Rousseff el año pasado tras ser sometida a un juicio político, para mantenerse en la Presidencia y aprobar las reformas de austeridad fiscal con las que se ha comprometido.
“El dinero fue usado en gastos de campaña. Guido Mantega me dijo que 80 millones de dólares eran de la era Lula. Y otros 70 millones de dólares eran para Dilma. En 2014 se terminó la cuenta y no me pidieron más”, dijo Batista, según el vídeo liberado por el Supremo Tribunal Federal.
En comunicados, Rousseff y Lula negaron las acusaciones y dijeron que nunca pidieron dinero para el empresario.En el video no queda claro si este dinero era retirado por Mantega o por otro dirigente del Partido de los Trabajadores.
El empresario dijo que Mantega le decía que Dilma y Lula sabían de esta financiación ilegal depositada en Estados Unidos.
Batista dijo que el tesorero de la campaña de Rousseff en 2014 lo convocó para que use el dinero para financiar las campañas de los partidos aliados al PT y que respaldaban a Dilma.Esta es una nueva acusación que involucra a Lula, procesado en cinco causas en la Operación Lava Jato.Batista, que tiene un hermano también delatando a políticos, Joesley, dijo que pagó sobornos a funcionarios que administraban fondos de pensión en los que la empresa tenía participación y servían como financiación para la expansión de la empresa.Batista dijo que nunca pagó sobornos durante la era de Lula o de Rousseff para lograr préstamos en el Banco Nacional Económico y Social (BNDES) para acceder a créditos subsidiados.El dueño de JBS también reveló que Rousseff le pidió unos 10 millones de dólares para la campaña del actual gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel.El empresario dijo que no quería aparecer como un gran aportante de la campaña, y entonces la solución encontrada por los políticos fue que JBS, una empresa cárnica, le comprara el 3% a los concesionarios del estadio Mineirao, el estadio donde Brasil perdió 7 a 1 contra Alemania en la semifinal del Mundial 2014.
Abogados de Lula sostienen que el político es inocente. Los representantes legales de Rousseff por el momento no hicieron nuevas declaraciones, aunque ella ha repetido varias veces que no ha cometido actos corruptos. En todo caso, lo mismo afirmó Temer cuando dijo que no renunciaría a la Presidencia.
La investigación de sobornos políticos para obtener contratos de la petrolera Petrobras, conocida como Lava Jato (“Lavado de autos”), ya provocó la condena de 90 políticos y empresarios, mientras que son investigados numerosos dirigentes, incluidos legisladores y ministros del gabinete de Temer.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.