Sábado 19 de Enero del 2019



Amplían la oferta varietal de ajo en la provincia

Con el propósito de ampliar la oferta varietal de ajos en nuestra provincia, durante el ejercicio 2016 del Proyecto Regional con Enfoque Territorial (PRET) de los Valles Templados de Salta y Jujuy y desde la Agencia de Extensión Rural Perico, se realizó el ensayo de 12 variedades del INTA en la localidad de León, en la que se obtuvieron resultados promisorios para los productores de esta localidad. Aseguró a Pregón Campo, el Ing. Agr. Freddy Sossa Valdéz, de la AER Perico e integrante de la Red Nacional de Difusión de Cultivares Ajo (RENDICA).

05/05/2017


 Con el propósito de ampliar la oferta varietal de ajos en nuestra provincia, durante el ejercicio 2016 del Proyecto Regional con Enfoque Territorial (PRET) de los  Valles Templados de Salta y Jujuy y desde la Agencia de Extensión Rural Perico, se realizó el ensayo de 12 variedades del INTA en la localidad de León, en la que se obtuvieron resultados promisorios para los productores de esta localidad. Aseguró a Pregón Campo, el Ing. Agr. Freddy Sossa Valdéz, de la AER Perico e integrante de la Red Nacional de Difusión de Cultivares Ajo (RENDICA).

Al respecto, el profesional, reveló “la localidad de León es la interfaz entre los valles templados de Jujuy y la Quebrada de Humahuaca, esa transición que se la ve en el paisaje, se puede transformar en una interacción con las producciones y los productores -de tal manera- que esta actividad de cultivar ajo en esta localidad puede complementar con algunas variedades que se destacan en los valles con lo producido en la Quebrada”, explicó.  
Señaló que los objetivos del ensayo realizado en esta localidad fueron: Conocer la respuesta de los materiales difundidos por el INTA en las condiciones agroecológicas locales. Asimismo el efecto del ambiente materno para producción de semilla local. Y por último difundir entre los productores interesados pequeñas cantidades de semilla de las variedades promisorias.
En este sentido hizo saber que las variedades utilizadas en el ensayo fueron: cultivares de ajos Blancos Tempranos (Killa INTA), Morados Tempranos (Morado INTA), Blancos tardíos (Unión, Nieve INTA, Perla INTA. Cristal INTA, Norteño INTA), Colorados Tardíos (Gostoso INTA, Sureño INTA, Rubí INTA y Gran Fuego INTA), y Castaños (Castaño INTA).
De las variedades evaluadas adelantó “se destacaron tres: la var. Killa (Blanco Temprano), la var. Gran Fuego (Colorado Tardío), y la var. Castaño (Castaños) que aparecen como los mejores materiales para multiplicación local”, afirmó.

MEJORAMIENTO GENÉTICO

“El Proyecto Ajo/INTA, hoy Módulo Ajo de un Proyecto Mayor, vigente con diferentes modalidades y alcances desde 1989 y con base en la Estación Experimental Agropecuaria La Consulta (San Carlos, Mendoza), ha desarrollado un programa de mejoramiento genético con pretensiones de alcance nacional”, destacó el Ing. Sossa Valdéz.
Para ello “se viene implementando, con cierto grado de continuidad, una red de ensayos regionales a lo largo de la costa andina y serrana de la Argentina y valles irrigados del sur, aunque incluye otras regiones donde existe interés por difundir el cultivo”, explicó.
En el caso del cultivo en la Provincia de Jujuy, dijo “tiene su importancia en los departamentos de Tilcara y Humahuaca, la producción quebradeña se comercializa en las provincias del NOA con muy buena aceptación en estos mercados”. 
Por esta razón “el INTA  generó a lo largo de más de dos décadas tecnología en variedades, de manejo y poscosecha; la cual tiene un proceso de validación en todo el país, con la finalidad de ofrecerle mejores materiales de propagación (semilla) a productores de la región”.  
Agregó “en nuestra provincia se cultivan ajos varietales, entre los que se destacan variedades tempranas como el Morado INTA (Chino), Castaño INTA, algunos colorados, en la actualidad seguimos evaluando el comportamiento de nuevas variedades”.
Por último remarcó que “el objetivo general de la Red Nacional de Difusión de Cultivares Ajo (RENDICA), es ampliar la oferta varietal para mercado interno y exportación, se trabaja tanto desde el punto de vista cualitativo como ser: ajos diferenciados, calidad gastronómica, conservación y nutracéutica, desde lo cuantitativo se trabaja en: mayores rendimientos, ampliación de la oferta en el tiempo”. “Para el ajo argentino, el parámetro de la calidad constituye una de las principales fortalezas del sector que permite satisfacer la demanda de los mercados más exigentes”, explicó

IMPORTANCIA 
ECONÓMICA Y SOCIAL

Esta hortaliza es una de las más importantes de la Argentina, tanto desde el punto de vista social, por la mano de obra que ocupa, como el económico, generando movimientos de capitales por más de 200 millones de dólares por año. La cadena agroalimentaria de esta especie encuentra numerosos eslabones como: productores, proveedores de insumos (envases, agroquímicos, combustibles, máquinas y herramientas), proveedores de servicios (tecnológicos, transporte terrestre y marítimo, despachantes de aduanas, empacadores, exportadores, importadores y bocas de expendio mayoristas y minoristas del mercado nacional).
Argentina ocupa el segundo lugar mundial como exportador, después de China, con más de 100 millones de dólares anuales solo en este concepto. Más de 2.000 productores cultivan aproximadamente 15.000 hectáreas, de las cuales el 85 % se encuentran en la región de Cuyo (Mendoza y San Juan), seguida en importancia por Córdoba y Buenos Aires. Otras provincias producen pequeños volúmenes tales como Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Luis, Chubut, Neuqéun, Santa Cruz, Río Negro, Formosa y Jujuy.
La producción está fundamentalmente en manos de pequeños y medianos productores, cuyos principales problemas técnicos están vinculados con la calidad de semilla. En este sentido Sossa Valdéz señaló “la producción de semilla debe ser evaluada como una oportunidad para nuestros productores, teniendo en cuenta la demanda de la misma en países limítrofes como Bolivia, la semilla de varietales, es un producto de mayor valor en comparación con lo destinado a la comercialización en fresco”.
Los problemas del sector están dados por la atomización de la oferta y la falta de integración del productor, empacador, exportador (en provincias de Mendoza, San Juan) con otros miembros de la cadena agroalimentaria, lo que habitualmente se traduce en negocios poco rentables. “En nuestra provincia la comercialización se realiza desde el mes de octubre, cubriendo la demanda a lo largo del año con ajos estacionados, sin la adecuada conservación por falta de secaderos adecuados”, reveló. 

PROPIEDADES ALIMENTICIAS 

Originaria del centro de Asia, esta planta suele ser utilizada como un condimento natural en la preparación de alimentos dado que posee un aceite de olor y sabor característico; además de contar con vitaminas A, C y E, enzimas, lípidos y un principio farmacológicamente activo. Entre sus principales beneficios para la salud se destacan sus propiedades antitóxicas, antihipertensivas, anticoagulantes y antirreumáticas. También se le atribuyen beneficios médicos para problemas cardiovasculares, enfermedades infecciosas, cáncer y colesterol.
El ajo es un ingrediente habitual en muchas de nuestras comidas. Sin embargo, muchos ignoramos que, además de otorgar un toque inconfundible a nuestros alimentos, el ajo también puede mejorar significativamente nuestra salud.
El ajo es un elemento muy efectivo en la prevención de todo tipo de enfermedades y males cardiovasculares. Así, por ejemplo, el ajo ayuda a reducir la presión arterial en las personas, gracias a que estimula la producción de ácido sulfhídrico, el cual relaja los vasos sanguíneos y mejora el flujo de la sangre en el organismo. Además, ayuda también a prevenir y reducir el endurecimiento de las arterias que dificulta la circulación.
Así, el ajo colabora en la eliminación de desechos del organismo, ayuda a prevenir las inflamaciones estomacales e intestinales, e incluso puede eliminar bacterias dañinas en los intestinos, sin afectar a aquellas que ayudan en el proceso de la digestión.
Como se mencionó al principio, el ajo es también un excelente diurético, facilitando la eliminación de líquidos y toxinas. Por ejemplo, la alicina, un componente de esta planta, es un potente antibiótico, muy eficaz en la eliminación de microbios y bacterias que causan enfermedades respiratorias y digestivas. Además, se trata de un antibiótico selectivo: por ser natural, elimina las bacterias nocivas sin dañar a aquellas que son buenas para nuestro organismo.
El ajo es, también, un poderoso fungicida y un poderoso antiviral. Esto último ha sido demostrado en pacientes con VIH, quienes luego de consumir alrededor de 5 dientes de ajo diariamente, muestran una actividad inmune normal. Esto es solo una muestra de los poderosos efectos curativos del ajo.

UN ALIMENTO NATURAL

Por lo general los usuarios del ajo como condimento conocen solo parcialmente algunos conceptos agronómicos, físicos o bioquímicos de esta especie aromática, cuya profundización permitiría aprimorar y resaltar sus virtudes en un plato preparado. 
El Proyecto Nacional Ajo del INTA (Instituto Nacional de tecnología Agropecuaria), tiene como objetivo difundir los últimos adelantos en materia de “aprovechamiento gastronómico e industrial” de esta especie, con especial dedicación a los adictos a esta especie, los chef, profesionales, docentes y estudiantes de gastronomía.
Un equipo de mas de 90 profesionales de todo el país (agrónomos, fitogenetistas, médicos, biólogos, bioquímicos, nutricionistas, etc.), forman parte de este equipo que pretende que Argentina continúe siendo la segunda exportadora mundial de ajo debido a la calidad diferencial que es capaz de producir. 




RELACIONADAS





EN TITULOS

18/01/2019

EL CARMEN

Talleres de verano en El Carmen

18/01 19:28

18/01/2019

CHORRILLOS

Festival del queso y la cabra en Chorrillos

18/01 19:25






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.