Jueves 20 de Junio del 2019



OCURRIO EN CAIMANCITO

Ultimó al ladrón en un confuso episodio

Un hombre murió en un confuso episodio registrado ayer en horas de la madrugada en la localidad de Caimancito, tras protagonizar una pelea con el dueño de una vivienda, quien aparentemente lo sorprendió dentro de su domicilio. Por una seria herida en la cabeza, falleció a poco de ingresar al hospital “Oscar Orías” de Libertador.

16/04/2017


  Un hombre murió en un confuso  episodio registrado ayer en horas de  la madrugada en la localidad de Caimancito, tras protagonizar una pelea  con el dueño de una vivienda, quien  aparentemente lo sorprendió dentro  de su domicilio. Por una seria herida  en la cabeza, falleció a poco de ingresar al hospital “Oscar Orías” de  Libertador.

 El suceso ocurrió cerca de las  05:30 cuando el propietario de una  vivienda en el barrio Evita de Caimancito, se despertó abruptamente  tras escuchar ruidos dentro de su casa. Esto hizo que se levantara y advirtiera la presencia de un sujeto, a  quien interpeló por sus supuestas intenciones de robo. Luego ambos se  trenzaron en una pelea que finalizó  con la caída del malviviente al piso,  producto de un fuerte golpe con una  piedra en la cabeza, elemento al que  habría recurrido el morador para defenderse. Cuando llegan policías de  la Comisaría Seccional N´ 42, encontraron al dueño de casa, de 39 años  de edad y cuya identidad se desconoce, con lesiones en diversas partes  del cuerpo. Y metros más atrás, se  hallaba el cuerpo semi inconsciente  de Juan Carlos Salazar, de 36 años  de edad, de cuya humanidad manaba  abundante sangre.
 Una ambulancia del Same lo traslada de urgencia al hospital “Oscar  Orías” de Libertador General San  Martín, pero lamentablemente perece antes de ingresar al mismo. La carátula del expediente es “Actuaciones informativas”, pero lpodría cambiar a “Homicidio culposo con  exceso de legítima defensa”.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.