Viernes 18 de Octubre del 2019



PARA LA CGT “SON BRAVUCONADAS”

El Gobierno volvió a hablar de comportamientos “mafiosos”

Funcionarios nacionales sintonizaron ayer con el presidente Mauricio Macri al tildar de “totalmente mafioso” el comportamiento de sindicalistas que buscaron impedir trabajar a ciudadanos que no se plegaron al paro del jueves, en tanto desde la CGT consideraron esas acusaciones como “bravuconadas” que ahondan “la confrontación”.

08/04/2017


Funcionarios nacionales sintonizaron ayer con el presidente Mauricio Macri al tildar de “totalmente mafioso” el comportamiento de sindicalistas que buscaron impedir trabajar a ciudadanos que no se plegaron al paro del jueves, en tanto desde la CGT consideraron esas acusaciones como “bravuconadas” que ahondan “la confrontación”.

Dos días después de la huelga general convocada por la CGT, el ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, acusó al jefe del gremio de taxistas, Omar Viviani, de haber exhibido el “comportamiento de Don Corleone” en horas previas a la medida de fuerza, al llamar a sus representados a dar “vuelta los autos” de los choferes “carneros” que intentaran trabajar.
“El comportamiento de Don Corleone tuvo (Viviani)”, disparó Lombardi y juzgó también “totalmente mafioso” el gesto de gremialistas como los del sindicato de empleados de estaciones de servicio -conducido por uno de los jefes de la CGT, Carlos Acuña-, que buscaron impedir por la fuerza que tres hermanas, dueñas de un negocio en Lomas de Zamora, expendieran combustible.
Previo al paro, el presidente Macri ya había denunciado la existencia de “mafias” en la Argentina, lo que ayer mereció una nueva réplica de otro de los integrantes de la CGT, Héctor Daer: “Lo de ‘mafias’ son bravuconadas del Gobierno que no ayudan a la concordia, solo buscan la confrontación”, advirtió.
Asimismo, Daer condenó afirmaciones del mandatario, quien el viernes exhortó a “quienes se aferran al pasado” a “dirimir las diferencias en las elecciones de octubre”.
“Antes del paro decían que era político partidario, al ver que era masivo nos dicen que hagamos un partido y a elecciones”, fustigó el dirigente y le reprochó al Gobierno “falta voluntad de hallar soluciones en común, por eso dice que nosotros (por la CGT) les hacemos trampas por detrás”.
El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, también cuestionó las definiciones del Presidente: “Un montón de trabajadores lo votaron y no puede responderles ‘armá un partido político y presentate a una elección’”, se indignó.
El gremialista condenó que “se sucedan los presidentes y digan las mismas cosas; en lugar de mejorar la Argentina, todos van empeorando un poco más la situación. Es tiempo de que se pongan a gobernar pensando en todo el país”.
En medio de este clima de tensión, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, salió a defender la iniciativa oficial para implementar el “voto electrónico” y dar más “transparencia” las elecciones en los gremios.
La funcionaria también advirtió que los sindicalistas deben “adaptarse a la realidad” y “no querer imponer un plan económico”.
“Necesitamos un sindicalismo del siglo XXI, no un sindicalismo de finales del siglo XIX”, sostuvo Bullrich.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, volvió a atribuir el “acatamiento muy importante” que en la ciudad de Buenos Aires tuvo el paro general a la adhesión del transporte, y reiteró que el del jueves “fue un día perdido, como lo considera la mayoría de los argentinos”.
Frigerio juzgó que la huelga tuvo un “acatamiento muy importante” en lugares como la Capital Federal, para cuyo acceso “el transporte público es indispensable”, pero planteó que tuvo una “menor” adhesión en ciudades del interior, donde la gente “va caminando, en moto o en bicicleta” a sus trabajos.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.