Viernes 28 de Febrero del 2020



OCURRIÓ EN LA CIUDAD DE KABUL, AFGANISTÁN

Murieron 30 personas en un ataque del EI a un hospital

En un espectacular atentado, cuatro integrantes del Estado Islámico (EI) irrumpieron en un hospital militar en una zona altamente custodiada de Kabul, la capital afgana, y provocaron al menos 30 muertos y 50 heridos antes de morir en un combate con tropas del gobierno que lucharon con ellos “piso por piso” tras descolgarse al techo haciendo rappel desde helicópteros militares.

08/03/2017


En un espectacular atentado, cuatro integrantes del Estado Islámico (EI) irrumpieron en un hospital militar en una zona altamente  custodiada de Kabul, la capital afgana, y provocaron al menos 30 muertos y 50 heridos antes de morir en un  combate con tropas del gobierno que  lucharon con ellos “piso por piso”  tras descolgarse al techo haciendo  rappel desde helicópteros militares.

El asalto yihadista al hospital militar Sardar Muhammad Dawood  Khan, ubicado en el área diplomática  en el centro de la capital afgana, muy  cerca de la embajada estadounidense  y del Ministerio de Salud, empezó  alrededor de las 9, cuando uno de los  atacantes se hizo estallar en la parte  de atrás del establecimiento.
Inmediatamente, otros tres hombres, todos vestidos con guardapolvos blancos de médico, como el suicida, irrumpieron en la construcción  portando granadas de mano y fusiles  AK-47, y se atrincheraron en el último piso.
Allí fue donde empezó un intenso  tiroteo, a medida que bajaban desde  helicópteros que hacían círculos en  torno a la construcción tropas especiales del gobierno afgano que se  descolgaban a la terraza y bajaban  desde allí al bastión de los atacantes.
La lucha en el centro médico, con  capacidad para 400 pacientes, duró  varias horas, durante las cuales se  pudo oir una segunda explosión en el  interior mientras las fuerzas especiales intentaban acorralar y reducir a  los tres yihadistas que aún se mantenían con vida.
En la televisión se veían vehículos  militares pesados delante de la puerta. Mientras las fuerzas de seguridad  bloqueaban las zonas aledañas al  hospital empezaron los traslados de  heridos.
Inicialmente fueron ubicados en  uno de los dos hospitales civiles que  forman un complejo de salud con el  militar, el Wazir Akbar Khan, y luego, a medida que se iban agregando  nuevas víctimas, a otros centros de  salud.
“Nuestras fuerzas están ahí y hay  fuertes combates”, informó el portavoz del Ministerio de Defensa, Dawlat Waziri, mientras se desarrollaban las acciones, que duraron siete  horas y terminaron con los cuatro islamistas del EI muertos.
Hacia el mediodía empezaron operaciones de limpieza, anunció el portavoz del Ministerio del Interior, Sedik Seddiki, al dar a conocer el final  de las operaciones.
“Tenemos al menos 30 muertos, incluyendo doctores y otro personal  del hospital y pacientes, y más de 50  heridas”, indicó ayer Muhammad  Radmanish, otro portavoz del Ministerio de Defensa.
Por su parte, el EI reivindicó la autoría a través de su agencia Amaq,  desde la cual indicó además que sus  combatientes mataron a al menos un  centenar de personas.
Los portavoces gubernamentales  suelen dar en estos casos cifras a la  baja, pero las cifras que ofrecen los  islamistas son abultados, por lo que  la cifra de víctimas siempre resulta  difícil de contrastar.
Un portavoz del Ministerio de Salud, Mohammed Ismael Kawoosi,  precisó que las víctimas ya registradas se encuentran en el hospital civil,  situado pared de por medio con el  hospital atacado, informaron las  agencias de noticias EFE, Reuters y  DPA.
Kawoosi aclaró que el hospital  atiende personal de las fuerzas de seguridad y sus familiares, y que ya fue  objeto de un ataque suicida en 2011.
El Sardar Muhammad Dawood  Khan, con unas 400 camas, está considerado como uno de los mejores  del país. Atiende a miembros del  Ejército y de la Policía y a sus familias. También sirve como escuela para los médicos militares. Durante el  ataque de 2011 murieron seis personas.
El hospital está localizado en el barrio diplomático de Kabul, que cuenta con fuertes medidas de custodia y  seguridad. Este atentado reveló la  gran capacidad operativa de los grupos yihadistas en Afganistán y las dificultades del gobierno afgano para  garantizar la seguridad de la población.
La capital afgana fue escenario de  importantes atentados durante los últimos meses.
Los más recientes ocurrieron hace  una semana, cuando los talibanes  ejecutaron el miércoles pasado dos  ataques suicidas contra una estación  policial y una oficina de los servicios  de inteligencia en Kabul y causaron  al menos 29 muertos y 122 heridos.
También en febrero, 21 personas  murieron y más de 40 resultaron heridas en un atentado en el estacionamiento del Tribunal Supremo en Kabul, mientras que en enero otro doble  atentado cerca del Parlamento causó  30 muertos y 80 heridos.
El presidente afgano, Ashraf Ghani,  condenó el ataque durante un discurso en homenaje al Día Internacional  de la Mujer, y lo definió como un “ataque a todo el pueblo afgano y a todas las mujeres” de Afganistán.
La creciente actividad del EI en Afganistán se suma a la de los talibanes, que no dejaron de ganar terreno  desde el retiro de las fuerzas de la  OTAN, el 28 de diciembre de 2014.
En el más letal de los últimos ataques que sufrió Kabul, el 1 de marzo  pasado, murieron 24 personas y fueron heridas 55.




RELACIONADAS










E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.