Domingo 24 de Marzo del 2019



Azucareros en alerta

Rechazan incluir al azúcar en el Mercosur

La Actividad Azucarera Argentina manifestó esta semana “su más enérgico rechazo” a la posibilidad de incluir el comercio de azúcar dentro del bloque del Mercosur, en el marco de la reunión que mantuvieron los presidentes de Argentina y Brasil, con el propósito de relanzar la relación bilateral.

10/02/2017


“La inclusión del comercio de azúcar dentro del bloque del Mercosur. Tal cual sería la pretensión de Brasil, que mantiene subsidios a esa producción por 2.500 millones de dólares. Pondría en riesgo a una actividad central para el desarrollo regional del NOA. Penaliza a una actividad que ha evolucionado y genera valor a nivel local. Genera incertidumbre afectando gravemente proyectos de inversión del sector. Compromete la continuidad de puestos de trabajo y medios de subsistencia de 100 mil familias en el NOA”.
Así lo advirtió el Centro Azucarero Argentino en un comunicado donde manifestó "su más enérgico rechazo" a la posibilidad de incluir el comercio de azúcar dentro del bloque del Mercosur “como lo pretendería Brasil” según han informado medios de prensa en la cobertura de la reunión que esta semana mantuvieron los presidentes de Argentina y Brasil, con el propósito de relanzar la relación bilateral y el Mercosur.
Recordó que el azúcar “es el único producto que quedó excluido del marco normativo del MERCOSUR debido a la agresiva política de subsidios aplicada por Brasil en su sector sucroalcoholero, -lo que le permitió convertirse en el principal productor y exportador del mundo-  y también por la importancia socioeconómica de esta actividad para todas las provincias del NOA”.
En este sentido destacó “con muy buen criterio considerando estos elementos el Congreso Nacional sancionó las  leyes 24.822 y 25.715 que establecen el marco normativo para el sector azucarero y compensan las asimetrías productivas entre los dos países”.
Asimetrías que siguen vigentes. Según un estudio reciente de la Asociación de Azúcar de Estados Unidos, “los subsidios con los que durante más de treinta años el Gobierno de Brasil favoreció a la industria azucarera de su país, siguen vigentes. Se estima que a la fecha alcanzan la friolera de U$S 2.500 millones de dólares anuales”, aseguró.
El sector azucarero argentino “ha invertido y se ha modernizado. Nuestro país es actualmente un productor eficiente de azúcar y así lo demuestra la evolución de sus indicadores pero no es competitivo por cuestiones desvinculadas de la actividad productiva. Nuestros costos logísticos y laborales son el doble de los de Brasil. La posición dominante de Brasil en el mercado mundial de azúcar y las ayudas gubernamentales otorgadas a sus productores le permiten vender azúcar, por períodos prolongados de tiempo, por debajo de los costos de producción de los países más eficientes”, advirtió.
Por último resaltó que la actividad azucarera argentina constituye el complejo productivo agroindustrial más importante de las provincias de Tucumán, Salta y Jujuy, siendo la principal fuente privada de mano de obra y generación de valor agregado en esas provincias. Se caracteriza por ser intensiva tanto en capital como en mano de obra y por el hecho de que, a diferencia de otras actividades agroindustriales, toda la transformación industrial se produce a no más de 30 kilómetros de las fincas productoras de caña. En otras palabras, “se trata de una industria que se destaca por producir su principal insumo y procesarlo localmente y, por lo tanto, resulta estratégica para promover el desarrollo y la creación de valor a nivel local y prevenir la migración de la población rural a los grandes centros urbanos”, finaliza el comunicado.

CONTEXTO NACIONAL

Cabe recordar que durante la reunión de la cuarta mesa sucro – alcoholera realizada el año pasado: los diferentes actores que forman parte del sector azucarero argentino,  representados por las cámaras empresariales fabriles y las asociaciones de productores de caña de azúcar, presentaron a las autoridades del Ministerio de Agroindustria un documento donde explicaron las graves consecuencias que provocaría la inclusión del azúcar en la oferta Mercosur a ser presentada en el marco de la negociación de un tratado de libre comercio y/o preferencias arancelarias entre el Mercosur y la Unión Europea.
Considerando el contexto internacional y la relevancia de la actividad a nivel nacional el Poder Legislativo Nacional otorgó al sector cierto grado de protección plasmado en leyes que establecen que los derechos que gravan al azúcar “se aplicarán y no podrán ser reducidos a las importaciones provenientes de los miembros del MERCOSUR mientras subsista la asimetría provocada por el sistema sucro-alcoholero del Brasil, que se manifiesta en la exigencia de utilizar alcohol carburante en los automotores”.
Las razones que oportunamente se demostraron para dejar al azúcar fuera del Mercosur siguen plenamente vigentes: otorgamiento de asistencia al sector sucro-alcoholero brasileño por medio de créditos subsidiados o a tasa cero y desarrollo de un mercado de alcohol hidratado sostenido por el Estado por más de 30 años.
En diciembre de 2015 el Poder Ejecutivo Nacional reconoce la imperiosa necesidad de promover el desarrollo social y de infraestructura en 10 provincias del norte argentino a través del Plan Belgrano. En este sentido la actividad azucarera es medular al entramado socioeconómico de tres de estas provincias (Tucumán, Salta y Jujuy) y se encuentran en menor medida en una cuarta (Misiones).
El interés estratégico del sector para el gobierno nacional ha quedado plasmado en la creación de la Mesa Sucro-Alcoholera y en los buenos resultados obtenidos a través del trabajo conjunto de los diferentes actores públicos y privados de la actividad. Dicho interés encuentra su máxima expresión en la definición e implementación del Plan Belgrano.
El sector azucarero ha realizado inversiones sustanciales y se ha modernizado. Argentina es actualmente un productor técnicamente eficiente de azúcar y así lo demuestra la evolución de sus indicadores. Tales como el incremento del área sembrada, el incremento del rendimiento de caña por hectárea, similar a los de cualquier país productor e la misma zona geográfica, el incremento en los rendimientos sacarinos en campo, el incremento de los rendimientos fabriles, la mejora en las técnicas agrícolas, entre otras.
Pero no es un productor competitivo internacionalmente  de azúcar por cuestiones vinculadas a las macro economía argentina, la debilidad de la infraestructura logística y por otras de tipo estructural del sector.
Entre los primeros podemos mencionar: el atraso consuetudinario del tipo de cambio, excesivo costo del crédito interno, alto nivel salarial en la economía en general y el sector en particular. El sector azucarero argentino paga salarios que medidos en dólares superan en más de tres veces a los que rigen en Brasil, cinco veces superiores a los de Guatemala que es el segundo exportador de la región, para no compararlos con los de otros exportadores de los países en desarrollo.
Desde lo estructural el azúcar europeo está más cerca de los centros de consumo de Argentina que nuestra propia azúcar. Esto porque el costo de los fletes desde uno y otro punto a Buenos Aires  son significativamente menores desde Rotterdam, por ejemplo, que desde Salta, Jujuy o aún Tucumán. Obviamente más cercanos aun si el azúcar procediera desde Brasil.

CONVENIOS DE COOPERACIÓN

Macri y Temer firmaron una carta dirigida al titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, en la que le solicitan asistencia para establecer normas técnicas sanitarias y fitosanitarias, inclusive con la posibilidad de crear una futura agencia binacional.
Paralelamente, la Argentina y Brasil suscribieron un acuerdo de cooperación orientados a intensificar el desarrollo de las inversiones y las oportunidades de negocios, otro de defensa civil para ayudar a poblaciones fronterizas en situaciones de emergencia y también en materia consular.
“Es un quiebre positivo a favor del desarrollo de la relación bilateral y la evolución del Mercosur”, subrayó el presidente Macri y dijo que apuesta “a esta unión consolidada entre la Argentina y Brasil”. Puntualizó que existe “una enorme oportunidad” de avanzar en acuerdos comerciales con la Unión Europea y con la Alianza del Pacífico, a partir de la nueva situación política de los Estados Unidos y el proceso del “Brexit”.
Por su parte, el presidente Temer señaló que ambos países tienen “urgencia en el crecimiento económico y la generación de empleo, y también modos semejantes de enfrentar desafíos, como reformas ambiciosas y el fortalecimiento de la competitividad”.
“Avanzamos no sólo en lo que se habla reiteradamente del acuerdo Mercosur-Unión Europea, sino también en una integración cada vez mayor en Latinoamérica, América del Sur, México en particular, para hacer una relación más próxima entre el Mercosur y la Alianza para el Pacifico”, señaló. “Coincidimos también en promover la eliminación de obstáculos para el comercio que persisten en el espacio” del bloque, añadió Temer.
 




RELACIONADAS





EN TITULOS

24/03/2019

PALPALA

Variada actividad en la ciudad de Palpalá

24/03 11:53



24/03/2019

Talleres artísticos en Palpalá

24/03 11:20




E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.