Viernes 29 de Mayo del 2020



ESTABA DESAPARECIDO DESDE ENERO

Hallaron restos óseos de un joven a orillas del río Grande

Un menor encontró a orillas del río Grande casi en confluencia con el río Chico, restos óseos humanos que luego fue identificado por familiares y por quien reclamaban su aparición desde el mes de enero último.

02/11/2016


 Un menor encontró a orillas del río  Grande casi en confluencia con el río  Chico, restos óseos humanos que  luego fue identificado por familiares  y por quien reclamaban su aparición  desde el mes de enero último. El  cuerpo fue trasladado a la morgue a  los fines de establecer las causas de  su deceso, pese a la impaciencia de  los deudos.
 El hecho ocurrió en la tarde del  martes cerca de las 16:00 cuando un  menor que pescaba en la zona y  mientras caminaba por entre las piedras del río Grande casi en su confluencia con el río Chico a la altura  del barrio Punta Diamante, se topó  con un esqueleto por lo que luego dio  aviso a su abuela, quien a su vez comunicó el hecho a una vecina, quien  desde el 26 de enero último trataba  de localizar a su hijo, denunciando  en su momento su desaparición en  sede policial.
 Al concurrir al lugar, identificaron  por la ropa que aún tenía el cadáver a  Rodrigo Fernando Velásquez, de 18  años de edad, quien residía en la  manzana 34 del barrio Punta Diamante.
 De inmediato dieron el alerta a personal policial de la Comisaría Seccional Nº 61 de El Chingo, que se  constituyó en el lugar al igual que  efectivos de Bomberos de la Policía  y de la División Criminalística. Tras  los protocolos del caso se levantaron  los restos y se trasladaron a la morgue judicial de Alto Comedero, donde hoy se podría llevar a cabo la autopsia pertinente.
 Si bien los padres María Díaz y  Hugo Velásquez, aseguran que se  trata de su hijo, la Fiscalía de Investigación Penal Nº 3 de turno, dispuso  se realice la autopsia para extraer  muestras que permitan luego con pericia ADN establecer fehacientemente de que se trata de Rodrigo.
 Sin embargo, éstos reclaman que  se les entreguen los restos para su  pertinente velatorio y sepultura. Según expresaron a través de redes sociales, ellos mismos en su momento  realizaron rastrillajes por el río, pero  sin lograr dar con Rodrigo.
 En aquella denuncia de búsquedas  de personas, los padres daban cuenta  que la ahora víctima presenta la siguiente filiación: contextura delgada, de 1,70 metros de estatura aproximadamente, cabello color negro  lacio corto, y vestía indistintamente.
 El hecho de que ayer haya sido declarado asueto administrativo en recordación de los fieles difuntos, dificultó que se realice el trámite de la  autopsia y pero aún cuando intentaron entrevistarse con el fiscal, el Dr.  Carlos Farfán para poder obtener  certezas sobre la entrega del cuerpo.
 No obstante ello, desde la Comisaría Seccional 61 se explicó a los familiares que la necropcia es fundamental, atento a que a simple vista no  se puede aseverar que se trate del cadáver de Rodrigo por el hecho de  encontrar prendas de vestir similares, sino que un examen ADN podrá  despejar todas dudas, y determinar si  las reales causas de la muerte, para  despejar cualquier hecho delictivo.
 




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.