Domingo 07 de Junio del 2020



LLEVO A SUPUESTO RAPTO

Disputa familiar entre gitanos en San Pedrito

Un llamado anónimo denunció que una mujer había sido raptada por un sujeto desconocido, lo cual dio origen a la investigación pertinente por parte de efectivos de la Brigada de Investigaciones y arrojó que se trató de una disputa familiar entre gitanos, sin que hubiera denuncia alguna por parte de éstos en sede policial.

30/10/2016


 Un llamado anónimo denunció que  una mujer había sido raptada por un  sujeto desconocido, lo cual dio origen a la investigación pertinente por  parte de efectivos de la Brigada de  Investigaciones y arrojó que se trató  de una disputa familiar entre gitanos,  sin que hubiera denuncia alguna por  parte de éstos en sede policial.
 A pesar de ello, los investigadores  determinaron que el rodado utilizado  por el hombre para hacer subir por la  fuerza a la gitana y su pequeño, sería  robado o tendría su placa o dominio  adulterado, ya que el mismo no se  condice con el que figura en el Registro Nacional de Automotores por  cuanto correspondería a un Peugeot  207.
 Por ese motivo se busca intensamente el rodado un Volkswagen Gol,  de color gris, patente KWB 407,  donde presuntamente se llevaron a  madre e hijo, ya que hasta ayer no se  pudo dar con el mismos.
 Detectives hicieron las averiguaciones del caso en el domicilio de la  mujer que dio el alerta policial y  quien fue la única que intentó ayudar  a la mujer, aunque en primera instancia no advirtió que los protagonistas  eran miembros de la comunidad gitana, que tienen su propia idiosincracia  aunque son muy cuestionables.
 Es que se pudo saber que tanto el  conductor como la mujer que iba caminando con su pequeño, iban discutiendo por varias cuadras de la avenida Corrientes, hasta que en determinado momento y al llegar a la calle  León, el sujeto la introdujo de los cabellos en el auto junto al menor, para  luego marchar rápidamente a pesar  de la oposición que planteó la mujer  vecina del lugar.
 Tras el hecho, ayer integrantes de  la comunidad gitana se mostraron reacios a identificar a los protagonistas  del caso, aduciendo que se trataba de  una cuestión netamente familiar adjudicando cierta responsabilidad a la  mujer por la conducta del hombre  que sería su esposo.
 De allí que no hubiera denuncia alguna en la Comisaría Seccional Nº  32 de barrio Malvinas, donde se iniciaron las actuaciones sumarias y  primarias del caso, pasando el expediente a la División Leyes Especiales  de la Brigada de Investigaciones.
 Lo ocurrido se viralizó en un primer momento en redes sociales, llevando preocupación a la sociedad  por este supuesto rapto, ya que también en los últimos días, se publicó  otro caso con datos falsos como que  ocurrió en Alto Comedero, cuando  en realidad el hecho sucedió en México. Algunas personas, sin saber realmente su procedencia o con mala  intencionalidad, la suben a las redes  sociales o la comparten, llevando así  a un estado de psicosis de los padres.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.