Miércoles 23 de Octubre del 2019



INTERNA EN LA CGT

Ratifican continuidad de Camioneros y apuntaron contra Yasky y Palazzo

Uno de los tres jefes de la CGT, Juan Carlos Schmid, buscó ayer aplacar la interna al asegurar que el gremio de Camioneros “no se va a ir” de la central obrera y apuntó contra Sergio Palazzo (bancarios) y Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), a los que les endilgó “hacerle el juego al enemigo” con sus cuestionamientos a la dirigencia sindical.

14/10/2016


Uno de los tres jefes de la CGT, Juan Carlos Schmid, buscó ayer aplacar la interna al asegurar que el gremio de Camioneros “no se va a ir” de la central obrera y apuntó contra Sergio Palazzo (bancarios) y Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), a los que les endilgó “hacerle el juego al enemigo” con sus cuestionamientos a la dirigencia sindical.
“Nuestro enemigo imaginario no es únicamente el Gobierno. No. El adversario nuestro son los sectores económicos, los que están siempre, son los que no van a votación”, advirtió Schmid, al rechazar el término de “miserable” que lanzó Yasky para descalificar el acuerdo con la Casa Rosada para el pago de un bono a fin de año y la exención de Ganancias en el medio aguinaldo.
El Gobierno y la CGT acordaron la implementación en diciembre de un monto de mil pesos para jubilados de la mínima, una suma para las familias beneficiarias de la AUH y la eximición de “15 mil pesos” de ganancias en el aguinaldo a las remuneraciones brutas de hasta 55 mil pesos, además de consensuar una reunión tripartita con el sector empresarial para el próximo miércoles por el bono para trabajadores privados.
Asimismo, se consensuó un encuentro tripartito para el próximo miércoles con el sector empresarial, sindical y el Ejecutivo para abordar la instrumentación de un posible bono de fin de año para los trabajadores privados.
Pese a las críticas de Pablo Moyano por el acuerdo alcanzado con el Gobierno que tildó de “vergonzoso”, Schmid evitó cargar las tintas: “Pablo siempre ha tenido una personalidad, no ahora, también cuando era mucho más joven. Inclusive cuando estaba en el comando (de la CGT) Hugo Moyano (su padre)”.
Al preguntársele sobre la amenaza del secretario adjunto de Camioneros de abandonar la central obrera, descartó que el poderoso sindicato del transporte concrete ese paso y afirmó: “Yo creo que Camioneros, como institución -yo quiero despersonalizar esta cuestión-, no se va a ir de la Confederación General del Trabajo”.
No obstante, en alusión a las presuntas presiones de Hugo Moyano, para calmar los ímpetus de su hijo, añadió: “Los otros entretelones yo no lo puedo contestar porque no formo parte de la familia”.
En cuanto al gremio de los bancarios, uno de los tres jefes de la CGT sostuvo que “están en una postura política alrededor de la doctora Cristina Fernández de Kirchner que yo particularmente no comparto; no voy a estar nunca cercano a esa posición y eso agrega una cuota de confusión en el medio de todo esto”.
Tras tomar distancia de Palazzo, Schmid sostuvo que la posición de “Yasky, que es otro de los que cuestiona (el acuerdo CGT-Gobierno), es exactamente lo mismo”.
“Yasky ha manifestado que nosotros hemos humillado a los trabajadores con esta negociación y yo creo que no hay mayor humillación que un dirigente sindical llegue a estar al frente de una organización por una resolución del Ministerio de Trabajo”, disparó, en alusión a la forma en que la CTA de los Trabajadores logró el reconocimiento gremial.
En declaraciones a radio Con Vos, alertó que “uno tiene que ser medido en las apreciaciones. Ingresar en el terreno de calificar algunas cosas, calificar otras es hacerle el juego al enemigo”.
Por su parte, Yasky advirtió que la semana próxima se van a reunir dirigentes sindicales y sociales de distintos espacios para “consensuar una fecha para el paro” que “sería” en “la primera semana de noviembre, o quizás antes”, al cual se sumarían gremios de transporte.
“Dentro de la CGT hay una corriente muy mayoritaria en la que son críticos de la resolución que tomaron (de postergar el paro). Hay un claro cuestionamiento y esto necesita un cauce de expresión porque si no sería aceptar que el Gobierno puede digitar a su antojo las demandas que nosotros formulamos”, evaluó.
En declaraciones a radio El Mundo, Yasky reprochó la actitud de los dirigentes sindicales que durante la semana se reunieron con funcionarios nacionales, al plantear que “no era discutir en octubre lo que va a pasar en diciembre, sino discutir en octubre la reapertura de las paritarias y ponerle un paraguas a los despidos”.
 




RELACIONADAS





EN TITULOS

23/10/2019

PALPALA

Departamento de Palpalá: noticias varias

23/10 08:45



23/10/2019

GRILLA CULTURAL

23/10 09:37




E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.