Sábado 20 de Julio del 2019



Dos autoras narran tiernas historias sobre la relación de los chicos con los abuelos

Dos libros escritos por autoras extranjeras, "Mi abuelo" de Catarina Sobral y "Júbilo. Romance del jardinero" de Andrea Pizarro Clemo, hablan sobre la etapa de la vida en que los adultos dejan sus labores cotidianas, sus sentimientos y cómo se relacionan a partir de ese momentos con los chicos.

15/08/2016


 Dos libros escritos por autoras extranjeras, "Mi abuelo" de Catarina Sobral y "Júbilo. Romance del jardinero" de Andrea Pizarro Clemo, hablan sobre la etapa de la vida en que los adultos dejan sus labores cotidianas, sus sentimientos y cómo se relacionan a partir de ese momentos con los chicos.

La autora e ilustradora portuguesa Sobral cuenta en su libro "Mi abuelo" cómo es la atenta mirada de un niño que ve con admiración la vida cotidiana de su abuelo, un ex relojero que ahora tiene todo el tiempo del mundo para jugar con su nieto, en comparación con otro adulto mayor que corre apurado tras sus obligaciones.
A partir de una técnica que remeda la xilografí­a y desde un lenguaje gráfico muy ligado a lo artesanal, el libro editado por Limonero es también una forma sabia y desprejuiciada de acercarse a la etapa de la vejez.
Sobral nació en Coí­mbra, Portugal, en 1985, se graduó en Diseño por la Universidad de Aveiro en 2007, en 2013 ganó el Premio al Mejor Libro Infantil de la Sociedad Portuguesa de Autores por Achimpo, y fue distinguida en la prestigiosa lista The White Ravens. En 2014 obtuvo el V Premio Internacional de Ilustración de la Feria del Libro Infantil de Bolonia-Fundación SM por el álbum ilustrado "O meu avó". Sus libros fueron traducidos al italiano, francés, español, coreano, sueco y húngaro, entre otros.
En tanto, "Júbilo...", de la chilena Andrea Pizarro Clemo, habla en prosa sobre la vida de un viejo jardinero que, obligadamente, se jubila y cuando comienza a sumirse en la tristeza, aparece una pequeña amiga que alimenta, como en los viejos tiempos, su imaginación
"Del jardín no se jubila. Juvenal sí jubiló, es decir, lo jubilaron. ¿Es posible, digo yo, jubilar a un jardinero, a un poeta, a un pintor? ¿A un amigo, a un hermano, a una madre, a un cantor?". Así, en rima, la autora comienza su obra editada también por Limonero.
Entre juegos, chapoteos en el barro, carreras en carretillas y trotes con rastrillos, el jardinero revive juegos de su infancia que lo rescata de la melancolía de no tener trabajo.
Este es el primer libro de Pizarro Clemo, quien estudió Diseño Industrial en la Universidad del Bí­o Bí­o y desde 2003 se desempeñó como directora creativa de una agencia multimedios; en 2008 obtuvo su postítulo en Ilustración en la Finis Terrae y hoy trabaja como diseñadora e ilustradora freelance desarrollando proyectos editoriales.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.