Sábado 14 de Diciembre del 2019



Pidió al Congreso que acompañe para saldar deuda con jubilados

Peña prometió una baja de la inflación

El jefe de gabinete, Marcos Peña, reclamó ayer el acompañamiento del Congreso para “saldar la deuda interna” con los jubilados y prometió una caída de la inflación para el último semestre “a menos de dos puntos y con tendencia decreciente”, al dar su primer informe de gestión ante el Senado y segundo desde la asunción del gobierno macrista, en una sesión especial que duró seis horas.

02/06/2016


El jefe de gabinete, Marcos Peña, reclamó ayer el acompañamiento del Congreso para “saldar la deuda interna” con los jubilados y prometió una caída de la inflación para el último semestre “a menos de dos puntos y con tendencia decreciente”, al dar su primer informe de gestión ante el Senado y segundo desde la asunción del gobierno macrista, en una sesión especial que duró seis horas.
Al iniciar su intervención que duró poco más de 20 minutos, Peña realizó una defensa de las políticas del gobierno, dijo que la administración macrista viene trabajando para resolver “las deudas internas, como la deuda con nuestros jubilados, que generó que decenas de miles, millones de jubilados tuvieran postergada su dignidad y que no se reconociera desde el Estado nacional lo que se les corresponde”.
Luego, se refirió a la inflación y prometió que “en el segundo semestre de este año la inflación estará en menos dos puntos con tendencia decreciente; en 2017, será de entre 16 y 17 puntos; y, en 2019, la inflación anual será del 5 por ciento”.
También destacó que el gobierno trabajó en estos casi seis meses de gestión para salir “del aislamiento político internacional” en que se encontraba el país; afirmó que está “contemplado empezar el camino de restitución del 15 por ciento de la coparticipación” a las provincias, pero rechazó que haya una situación de “despidos masivos en la Argentina”.“Las cifras nos hablan de la misma situación que teníamos hace exactamente un año cuando los senadores no hablaban de despidos masivos”, dijo, para luego apuntar que “el gobierno aboga por la promoción sectorial y reglas de juego microeconómicas que permitan que haya inversiones y desarrollo de las industrias”.
“Hay temas que no resolvimos en 150 días de gobierno y que no se resolvieron en los 4.500 que gobernó el Frente para la Victoria”, disparó, al hablar de los problemas económicos que atraviesa el país en materia laboral como por ejemplo la retracción del empleo en la construcción, el sector automotriz y el metalmecánico.
Pero indicó que el Ejecutivo se propone cuidar los puestos de trabajo, impulsar el crecimiento en la actividad de los distintos sectores y remarcó que se mantuvieron “las paritarias libres” para que “no se pierda el poder adquisitivo” del salario y puntualizó que “el 75 por ciento de los trabajadores conveniados ya tiene paritarias nuevas y el 25 por ciento restante las tendré en los próximos meses”.
Peña hizo uso de las chicanas cuando aceptó compartir “la enorme preocupación por la inflación”, pero remarcó que “en los últimos años no había muchos discursos en este sentido”, o cuando consideró “muy saludable que ahora se puedan revalidar las cifras dadas por la UCA respecto a la cantidad de pobres que hay en el país, cuando en los últimos doce años se las descalificó”.
El funcionario respondió así algunas de las preguntas realizadas en el recinto por 26 senadores (19 del PJ-FpV; 3 del interbloque Compromiso Federal; 1 de la Coalición Cívica-ARI; 1 por Proyecto Sur; 1 por el dasnevismo y 1 por el GEN).
Además tuvo que responder alguna pregunta incómoda para el gobierno, como por ejemplo si se abrirá la información sobre las cuentas off-shore de algunos funcionarios y de la familia presidencial (efectuada por la peronista María Pilatti de Vergara); o sobre la posición del gobierno sobre la situación de la estancia del magnate inglés Joe Lewis que impide el acceso al Lago Escondido en Río Negro y la existencia de aeródromo (la arista Magdalena Odarda); o sobre los emisión final de bonos por el canje de deuda con los llamados fondos buitre (de la adolfista Liliana Negre).
Al respecto, respondió a Pilatti: “la pregunta fue respondida hace pocas horas. No tenemos ningún inconveniente. Se ha dicho sobre las sociedad off-shore que había innumerables funcionarios con cuentas y eso no es cierto. Si hay una pregunta específica con gusto la vamos a responder. No vamos a defender el concepto off- shore ni la idea de ningún mecanismo que vaya contra la transparencia”.
“El presidente se ha sometido sin ningún problema” a los mecanismos de control y a la Oficina Anticorrupción (en manos de la ex diputada macrista Laura Alonso); a la consulta de Negre, contestó: “por la deuda pública se emitieron bonos por 16.500 millones de dólares, 10.000 millones fueron para los hold- outs, con una quita promedio del 40 por ciento, pero no ha implicado un aumento de la deuda publica ya que 11.600 millones dólares ya estaban incluidos en el presupuesto”.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.