Sábado 20 de Julio del 2019



28 DE MAYO

Día de los Jardines y de la Maestra Jardinera

Cada 28 de mayo se celebra en nuestro país el “Día de los Jardines de Infantes y el Día de la Maestra Jardinera” en conmemoración a la precursora y defensora de la educación de niños, Rosario Vera Peñaloza.

23/05/2016


 Cada 28 de mayo se celebra en nuestro país el “Día de los Jardines de Infantes y el Día de la Maestra Jardinera” en conmemoración a la precursora y defensora de la educación de niños, Rosario Vera Peñaloza.

Para celebrarlo, los jardines de distintos puntos de país se suman con festejos y pequeñas muestras de afecto dirigidas a las personas que eligieron llevan adelante la profesión.
Rosario Vera Peñaloza, "Maestra de la Patria" 
Rosario Vera Peñaloza nació el 25 de diciembre de 1873 en el pueblo de Atiles, La Rioja. Dedicó su vida a la enseñanza. Fundó el primer jardín de infantes argentino. El Consejo Nacional de Educación le encargó la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, hoy Complejo Museológico del Instituto Félix Bernasconi. Luego de una admirable trayectoria, llegó a Inspectora de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial. 
Dedicó toda su vida a la enseñanza preescolar y a la creación de jardines de infantes. Ejerció el magisterio en La Rioja, Córdoba y Buenos Aires, fundó escuelas y bibliotecas, y escribió varios libros, entre los que se encuentra uno titulado “Los jardines de infantes”. Falleció el 28 de mayo de 1950. Esa es la fecha que se toma, precisamente, para conmemorar, en su honor, el "Día de la Maestra Jardinera" y el "Día de los Jardines de Infantes".
En su homenaje, dos destacados autores argentinos compusieron una zamba llamada “Rosarito Vera, maestra”. La letra es de Félix Luna, la música de Ariel Ramírez.
Cabe destacar que Rosario Vera Peñaloza fue la menor de cuatro hijas, no llegando a conocer a su único hermano varón quien falleció al poco tiempo de haber nacido. Quedó huérfana de padre a los 10 años de edad, y su madre falleció poco tiempo después. En La Rioja habían desaparecido las escuelas ?a raíz de la derrota del proyecto nacional federalista durante las Guerras civiles argentinas?, por lo que asistió a la escuela primaria en una escuela privada de las hermanas Villascuse, en la ciudad de San Juan donde residió en la vivienda de sus parientes próximos. Regresó a su provincia natal en 1884 (a los 10 años de edad). Su madre de crianza fue su tía materna Jesús Peñaloza de Ocampo.1 Ingresó en la Escuela Normal de La Rioja, que habían fundado ese mismo año Annette Haven y Bernice Avery,2 dos de las maestras estadounidenses traídas por Sarmiento. Allí realizó los estudios secundarios y cursó la carrera de magisterio (se recibió de maestra normal). Se trasladó a la ciudad de Paraná (provincia de Entre Ríos), estudió profesorado siendo alumna de Sara Eccleston, obteniendo el Título Superior de Enseñanza en 1894, a los 20 años de edad.
En esta ciudad litoraleña comenzó su ejercicio en la docencia; una sobrina suya, Veneranda, la acompañó en los primeros pasos de su labor docente, donde se destacó por su talento y su carácter enérgico aunque a su vez pausado.
En 1900 fundó el jardín de infantes anexo a la Escuela Normal de La Rioja, el primero de una larga serie de jardines fundados en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Paraná.
En 1906 a los 32 años de edad fue vicedirectora de la Escuela Normal de La Rioja. Al año siguiente (1907) se mudó a la ciudad de Córdoba, donde ocupó durante cinco años el cargo de vicedirectora de la Escuela Provincial "Juan Bautista Alberdi".
Entre 1912 y 1917 fue directora de la Escuela Normal n.º 1 de la ciudad de Buenos Aires, donde sustituía a cualquier profesor que faltara.5
Fue nombrada inspectora de las escuelas municipales.2 Dictó cátedras de pedagogía y matemática en la Escuela Normal del Divino Maestro, incorporada al profesorado de Lenguas Vivas.
Recorrió Argentina impulsando la enseñanza, dictando cursos y conferencias y transmitiendo las nuevas técnicas en la creación de bibliotecas. Participó también del Primer Congreso Patriótico de Señoras en América del Sud, realizado en mayo de 1910 en la ciudad de Buenos Aires.
En 1931 creó el Museo Argentino en el Instituto Félix F. Bernasconi, basado en la teoría pedagógica de Joaquín V. González, que tomaba la Geografía como base de toda enseñanza,2 que ?si bien fue resistida por sus pares? fue el motor que impulsó la creación del museo, al cual dedicó 17 años de su vida en forma totalmente desinteresada y altruista.
En la ciudad de Córdoba, y conjuntamente con su pariente y amigo el presbítero Juan Carlos Vera Vallejo y un grupo de notables, comandó el grupo de señoritas que colaboraron activamente en la expatriación de los restos de su coterráneo y héroe de la independencia Pedro Ignacio Castro Barros (1777-1849).
Vivió los últimos años de su vida en Buenos Aires, en la calle Independencia 2307.1 En febrero de 1950 cayó enferma.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.