Domingo 22 de Octubre del 2017



CON INTOLERANCIA Y ODIO

Maduro ratificado por la Asamblea

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela ratificó al presidente Nicolás Maduro en su cargo, después que éste declarara que el Ejecutivo está “subordinado” al órgano que asumió poderes plenipotenciarios, y el mandatario, a su vez, le propuso al cuerpo sancionar una ley para castigar a quien “salga a la calle a expresar intolerancia y odio” con hasta 25 años de cárcel, mientras la oposición hará hoy nuevas marchas para repudiar la detención de alcaldes.


La Asamblea Nacional  Constituyente (ANC) de Venezuela  ratificó al presidente Nicolás Maduro en su cargo, después que éste declarara que el Ejecutivo está “subordinado” al órgano que asumió poderes plenipotenciarios, y el  mandatario, a su vez, le propuso al  cuerpo sancionar una ley para castigar a quien “salga a la calle a expresar intolerancia y odio” con hasta 25  años de cárcel, mientras la oposición  hará hoy nuevas marchas para repudiar la detención de alcaldes.

La permanencia de Maduro en el  ejercicio como jefe de Estado constituye “un soporte fundamental para la  implementación de las medidas que  adopte la Constituyente y una garantía para que el actual proceso democrático de transformación prosiga  con éxito”, explicó el primer vice de  la ANC, Aristóbulo Istúriz.
La declaración, aunque obvia y formal, echa luz sobre el rol de cada uno  de los poderes oficialistas, y fue  adoptada apenas un rato después de  que el mismo Maduro expresara su  “voluntad absoluta de acatar el carácter plenipotenciario” de la Asamblea.
Según la Constituyente, Maduro ha  cumplido con “todos sus deberes  constitucionales, atendiendo al mandato dado en elecciones libres, universales, directas y secretos, trabajando decididamente por las garantías y respeto de los derechos  humanos, la satisfacción de las necesidades de nuestro pueblo, y la soberanía y autodeterminación de Venezuela”.
El jueves, el mandatario se declaró  un “subordinado” al órgano de 545  bancas, que presiden la ex canciller  Delcy Rodríguez.
Ante ese cuerpo, Maduro entregó  un proyecto de ley que busca castigar  a quien “salga a la calle a expresar  intolerancia y odio” con hasta 25  años de cárcel.
“Aquel que salga a las calles a expresar intolerancia y odio será capturado y será juzgado y castigado con  severas penas de 15, 20 y 25 años de  cárcel. Así lo propongo aquí en esta  ley”, sentenció, y explicó que las penas serían para aquellos que “expresen odio, intolerancia y violencia por  razones culturales, políticas e ideológicas”.
La propuesta, según Maduro, es para el “reencuentro” y la “justicia” entre los venezolanos.
Más allá de la complejidad que puede implicar para la justicia probar la  intención de expresar “intolerancia y  odio” en quienes manifiesten en las  calles, el anuncio de la iniciativa casi  coincide con las nuevas protestas a  las que llamó para hoy parte de la  opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
La marcha -que unirá dos columnas  que partirán de distintos puntos de  Caracas- será para repudiar la decisión del Tribunal Superior de Justicia  (TSJ) de remover de sus cargos y  condenar a 12 alcaldes, todos opositores, por desacato.




RELACIONADAS

A DÍAS DE UNA POSIBLE INTERVENCIÓN DE CATALUÑA

Rajoy recibió el apoyo de los líderes europeos

LLAMO A CONSTRUIR XI JINPING

Un “poderoso país socialista moderno”

INCENDIOS FORESTALES

Crisis política en Portugal





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2017


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.