Lunes 20 de Noviembre del 2017



TRAS SU ENCUENTRO CON EL PREMIER ISRAELÍ, NETANYAHU

Trump se “desligó” del conflicto en Medioriente

El presidente Donald Trump aseguró ayer, tras recibir en la Casa Blanca al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que puede “aceptar cualquiera de las dos soluciones: un Estado o dos Estados”, en un giro para la política tradicional de Estados Unidos hacia el conflicto israelí-palestino.


El presidente Donald  Trump aseguró ayer, tras recibir en  la Casa Blanca al primer ministro de  Israel, Benjamin Netanyahu, que  puede “aceptar cualquiera de las dos  soluciones: un Estado o dos Estados”, en un giro para la política tradicional de Estados Unidos hacia el  conflicto israelí-palestino.
Hasta ahora la posición del gobierno estadounidense había sido defender un acuerdo de paz que garantice  la futura convivencia del Estado de  Israel con un Estado palestino.  Trump evitó tomar posición y simplemente afirmó que puede “aceptar  la que acepten Bibi (apodo del premier Netanyahu) y los líderes palestinos”.
Trump, además, se desligó de cualquier futuro rol como mediador  -como ejecutaron muchos de sus antecesores en la Casa Blanca- y defendió una “negociación directa” entre  su invitado y los palestinos.
“Pero son las propias partes las que  deben negociar directamente ese  acuerdo. Estaremos a su lado. Trabajaremos con ellos. Como en cualquier negociación exitosa, las dos  partes deberán hacer concesiones.  ¿Lo sabe, no?”, aseguró Trump mirando a Netanyahu.
En particular, el anfitrión le pidió a  Israel que “contenga un poquito (la  expansión de) los asentamientos” judíos en los territorios palestinos ocupados.
Durante las últimas semanas, Israel  aprobó la ampliación de diferentes  colonias en Cisjordania, a partir de la  autorización para construir algo más  de 3.000 nuevas viviendas.
A los palestinos, en cambio, Trump  les reclamó que “abandone el odio  que enseña contra Israel”, en una  conferencia de prensa conjunta, reportó EFE.
Finalmente, Trump volvió a ratificar su promesa de mudar la Embajada de Estados Unidos en Israel desde  Tel Aviv a Jerusalén.
“Nos gustaría ver que eso suceda,  estamos trabajando con mucho cuidado, veremos qué pasa”, respondió  Trump sin entregar un compromiso  concreto.
A su lado, Netanyahu evitó responder si dejó de apoyar la solución de  dos Estados, como había dicho en su  última campaña electoral, y se limitó  a detallar lo que calificó como los  “dos principales prerrequisitos para  la paz”.
“Primero, los palestinos deben  aceptar el Estado de Israel. Segundo,  en cualquier futuro acuerdo de paz,  Israel debe mantener el control de seguridad de toda la área al oeste del  río Jordan”, explicó, en referencia a  todo el territorio de Cisjordania, considerado por la ONU y la mayoría de  los países del mundo -entre ellos  Argentina- como una región palestina ocupada por Israel desde 1967.
Cuando le volvieron a preguntar a  Netanyahu si ya no acepta la solución de dos Estados, el premier respondió: “Si quieren hablar de etiquetas, háganlo; yo hablo de contenido”.
Al mismo tiempo que Netanyahu  llegaba a la Casa Blanca, medios israelíes, como el portal de noticias  Ynet, informaban que el presidente  palestino, Mahmud Abbas, se reunió  con el director de la CIA, Mike Pompeo, y que coincidieron en la necesidad de impulsar la cooperación en  materia de seguridad.
 




RELACIONADAS

EL 17 DE DICIEMBRE EN SEGUNDA VUELTA

Piñera y Guillier disputarán la presidencia de Chile

ATRIBUYEN CÓMODO TRIUNFO DE PIÑERA

El próximo gobierno chileno con un escenario favorable

SEBASTIÁN PIÑERA PODRÍA PROCLAMARSE EN PRIMERA VUELTA

La abstención principal preocupación en Chile

EL EJERCITO PATRULLA LAS CALLES DE HARARE

Mugabe negocia su futuro en Zimbabwe tras el golpe militar





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2017


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.