Sábado 25 de Marzo del 2017



Alternativas mínimamente invasivas muy seguras y eficaces

Tratan enfermedades de las válvulas cardíacas mediante cateterismo

Las patologías de las válvulas del corazón hoy cuentan con más y mejores alternativas de tratamiento. “Muchas afecciones que tenían por indicación únicamente la cirugía convencional (a cielo abierto), un tipo de intervención más invasivo y con tiempos más extensos de recuperación, hoy se resuelven en muchos casos mediante cateterismo”.


Las patologías de las válvulas del corazón hoy cuentan con más y mejores alternativas de tratamiento. “Muchas afecciones que tenían por indicación únicamente la cirugía convencional (a cielo abierto), un tipo de intervención más invasivo y con tiempos más extensos de recuperación, hoy se resuelven en muchos casos mediante cateterismo”. El anuncio fue realizado por especialistas del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI), al tiempo que afirmaron que estas innovaciones van en línea con el avance de la medicina, que tiende cada vez más a desarrollar soluciones efectivas y menos cruentas.
Entre los procedimientos por técnicas de cateterismo que han alcanzado importante auge en los últimos 5 a 10 años, se encuentran: los implantes de válvulas, como el de la válvula aórtica -denominado implante de la válvula aórtica por vía percutánea (TAVI por su sigla en inglés)-, y las intervenciones percutáneas en la insuficiencia de la válvula mitral, en las cuales se implanta un dispositivo similar a un clip metálico, que corrige el mal funcionamiento de la válvula, facilitando un mejor cierre de la misma. En paralelo, se ha perfeccionado también el reemplazo de la válvula pulmonar, un procedimiento que consiste en corregir una deficiencia congénita en esta válvula mediante el implante de una malla o prótesis.
Para comprender la importancia de este tipo de intervenciones, el Dr. Pablo Stutzbach, médico cardiólogo clínico, miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), destaca que “las válvulas cardíacas son estructuras ubicadas en los conductos de las cuatro cavidades del corazón (2 aurículas y 2 ventrículos) que cumplen la función de regular la circulación de la sangre, abriéndose y cerrándose en forma coordinada de manera de impedir que la sangre fluya en sentido contrario al que debe hacerlo”.
Ellas son la aórtica (conecta el ventrículo izquierdo con la aorta, la vía de trasporte de sangre al resto del organismo), la válvula mitral (permite que la sangre rica en oxígeno proveniente de los pulmones pase de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo), la pulmonar (controla el flujo del ventrículo derecho a las arterias pulmonares) y la válvula tricúspide (que enlaza la circulación sanguínea entre la aurícula y el ventrículo derechos). En caso de malformación, deterioro o disfunción de cualquiera de estas válvulas, se afecta seriamente la salud del paciente y dependiendo del grado de severidad, debe recibir atención médica en forma inmediata.
Particularmente, el implante de válvula aórtica por vía percutánea (TAVI), surge como una alternativa muy prometedora frente a la cirugía convencional: se utiliza en pacientes con estrechamiento (estenosis) de la válvula aórtica y elevado riesgo quirúrgico, generalmente asociado a la edad avanzada (mayores de 80 años) o a la presencia de otras enfermedades que llevan a contraindicar la cirugía ‘a cielo abierto’.
La estenosis aórtica es una condición que padecen por lo menos 120 mil argentinos, y se caracteriza por ser una enfermedad progresiva que conduce a la insuficiencia cardíaca severa, y que se presenta con mayor frecuencia conforme avanza la edad (15% de las personas mayores de 85 años). Previo al advenimiento de esta nueva técnica, se estima que 1 de cada 3 pacientes mayores de 75 años con riesgo quirúrgico incrementado, directamente no eran tratados, quedando a merced de un pronóstico muy desfavorable. “Frente a la estenosis aórtica sintomática, es preciso intervenir cuanto antes. La patología es potencialmente mortal, por lo que no se debe esperar”, explicó el Dr. Aníbal Damonte, vicepresidente del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI).
Otra de las técnicas desarrolladas recientemente es el tratamiento percutáneo de la válvula mitral: consistente en la colocación de un dispositivo similar a un clip metálico que aproxima los bordes de la válvula para mejorar su cierre.
 “El procedimiento está indicado para aquellas personas que padecen una patología denominada ‘insuficiencia mitral’, en la que esta válvula, que controla el flujo de sangre desde la aurícula al ventrículo izquierdo, funciona incorrectamente y produce una ‘regurgitación’ de la sangre hacia el corazón, que con el tiempo causa falta de aire, palpitaciones, hipertensión pulmonar y dilatación del músculo cardíaco”, agregó el Dr. Damonte.
Esta nueva intervención consiste en la introducción de un catéter a través de una vena en la ingle hasta el corazón, controlando el trayecto mediante una ecografía. Al llegar a la válvula mitral, se avanza con un broche o clip hasta la zona que más reflujo presenta para capturar las dos extremidades de la válvula en ese punto. La técnica demostró presentar una eficacia no menor a la de la cirugía convencional luego de 1 año de la intervención.
Finalmente, el implante de válvula pulmonar por vía percutánea es un tipo de intervención que también se vale de un catéter para corregir una patología denominada ‘estenosis de la válvula pulmonar’. En estos casos, dicha válvula, que conecta al ventrículo derecho del corazón con la arteria pulmonar, presenta un estrechamiento.
“La necesidad de reemplazar la válvula pulmonar se produce en el seguimiento a largo plazo de varias cardiopatías congénitas. En estos pacientes, que con el tiempo presentan insuficiencia pulmonar crónica, se suele presentar un agrandamiento del ventrículo y la aparición de arritmias graves que pueden llevar a la muerte súbita, haciendo necesaria la intervención”, consignó el Dr. José Luis Alonso, médico especialista en cardioangiología intervencionista, miembro del CACI.
La duración del procedimiento es de una hora aproximadamente. Luego de colocar la válvula, se evalúa inmediatamente su funcionamiento. El paciente tiene una recuperación muy rápida, habitualmente quedan internados 24 horas y el porcentaje de éxito en la colocación de las válvulas es muy elevado, de prácticamente el 100%.




RELACIONADAS

EN EL COMPLEJO “AL RIO”

Ford Argentina lanzó el nuevo Mondeo 2017





EN TITULOS

VIDEOS




24/03/2017

EN CASA DE LAS LETRAS

Darío Melano Jasmín presentó “Palabra y Memoria”

24/03 22:06

Se realizó con éxito una charla abierta sobre los cruces entre literatura e historia en el marco del terrorismo de estado instaurado tras el golpe de estado cívico militar de 1976 en nuestro país.

24/03/2017

Se realizará la Fiesta Provincial del Teatro

24/03 22:05

La Fiesta Provincial de Teatro Entre Ríos 2017 se realizará del 28 de marzo al 2 de abril en Paraná, organizada por el Instituto Nacional del Teatro.




E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2017


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.