Miércoles 22 de Noviembre del 2017



LO QUE DEJO LA PRIMERA AUDIENCIA DEL JUICIO

Dos testigos sindicaron a Sala como impulsora del “escrache”

Seis testigos declararon el jueves ante el Tribunal Oral Federal (TOF) de Jujuy, durante la primera audiencia del juicio por el escrache realizado en el 2009 al entonces senador nacional y ahora gobernador Gerardo Morales, marco en el cual dos ex cooperativistas afirmaron haber participado de reuniones realizadas en la casa de Milagro Sala donde se planificó la acción intimidatoria.


El primero en asegurarlo fue Rubén Arellano, quien según contó, en  aquel momento se encontraba al  frente de una cooperativa y mantenía  vínculos con la organización de Sala.  Dijo que el escrache estaba planificado ya para una fecha anterior a la  que sucedió, en razón de que el día  que fue atacado Morales se aprestaba  a participar de una charla que había  sido anteriormente suspendida.
 ‘Vos le tenés que pegar una piña a  Gerardo y, si no, te voy a pegar un tiro a vos‘, fue la directiva que según  Arellano, le dio Milagro Sala a él durante una primera reunión en la que  se planificó el escrache y donde se  encontraban ‘todos los referentes de  la Red de Organizaciones‘. Y “si no  se calla con el escrache, con esta pistola vas a ir a tirotear a su hermano,  Freddy Morales”.
 En ese encuentro, realizado según  el testigo en la casa de Sala en la calle Gordaliza del barrio Cuyaya, la  dirigente advirtió ‘viene la derecha y  nos viene a quitar los planes y las viviendas‘, por lo que fundamentó la  idea de realizarse el acto intimidatorio.
 Tras la reprogramación de la charla, Arellano señaló que hubo una segunda reunión en la que él tomó la  decisión junto a su mujer de no participar del escrache porque no se creía  un ‘delincuente‘.
 Finalmente, relató que su alejamiento le significó ‘amenazas‘ de  distintas índole por parte de Sala y su  entorno, que puso en ‘peligro‘ su vida y la de su familia, lo cual lo llevó  a radicar denuncias en su contra, entre ellas, la vinculadas al episodio del  escrache.
 En el mismo sentido, también atestiguó Noemí Chauque, la mujer de  Arellano, y relató cómo junto a él  participó de las reuniones en la casa  de Sala. Entre otras cuestiones, sostuvo que estuvo presente además en  una reunión en la casa de la dirigente  jujeña -posterior al día del escrache-  en la que, según aseguró, los presentes ‘se reían de lo que habían hecho‘  cuando vieron una conferencia de  prensa de Morales,
 Los otros testigos en prestar declaración fueron el auditor general de la  Nación, Alejandro Nieva, y su jefa  de gabinete, María Sorbello; el director del Ente Nacional de Comunicaciones, Miguel Giubergia; y el secretario de Integración Regional de Jujuy, Carlos Toconas, que en 2009  iban a participar de la jornada junto a  Morales. Los cuatros coincidieron en  sostener que lo ocurrido fue un ‘ataque violento‘ por parte de un ‘grupo  de personas‘ que arrojaron ‘huevos,  piedras‘, rompieron ‘vidrios del edificio‘ y, según detalló Nieva, llegaron a lanzar ‘sillas‘. Si bien todos  afirmaron no haber visto a Milagro  Sala, sí reconocieron a Graciela López, una de los tres imputados, entre  las personas presentes.
 




RELACIONADAS

INVESTIGAN SUPUESTO AJUSTE DE CUENTAS

Ultimaron a balazos a exbarrabrava de Boca

CON ESPERANZAS DE QUE RETORNEN A SALVO

Familiares de marinos jujeños viajaron hacia Mar del Plata





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2017


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.